Pintura

Pintar el salón en tres tonos

Pintar el salón en tres tonos

Autor:

Desde Bricomanía os proponemos un trabajo para renovar la decoración de vuestro hogar: pintar el salón en tres tonos. Una solución fácil para darle un aspecto mucho más actual al salón.

En muchas ocasiones no sabemos qué hacer con las paredes de una estancia, y terminan conservando su color blanco inicial. Una buena manera de transformar su aspecto es pintarla eligiendo la tonalidad adecuada. En esta ocasión, vamos a pintar el salón combinando tres colores muy actuales.

  • Herramientas
  • Lijadora orbital
  • Paletina
  • Brocha de recorte
  • Rodillo
  • Nivel láser
  • Mango extensible para rodillo
  • Espátula
  • Cubeta
  • Materiales
  • Papel autoadhesivo protector
  • Cinta de plástico protector
  • Cinta de carrocero
  • Plástico protector
  • Buzo protector
  • Pasta niveladora
  • Pintura plástica mate
  • Imprimación multiuso
  • Cinta de doble cara
Paso a paso para pintar el salón en tres tonos

Paso 1
Antes de empezar a pintar, protegeremos los distintos elementos del salón. Comenzamos colocando cartón en el suelo. De esta manera, evitaremos que se manche.

Paso 2
Para no ensuciar los zócalos, los protegeremos con un papel autoadhesivo.

Paso 3
Utilizaremos unas tiras de cinta de plástico protector con el que taparemos el marco de la ventana.

Paso 4
Los elementos más pequeños, como los embellecedores de los enchufes, los cubrimos con cinta de carrocero.

Paso 5
A continuación, tapamos las grietas y los orificios de la pared con una pasta niveladora. Para hacer el trabajo con más limpieza, nos protegeremos las manos con uno guantes de látex. En el caso de que haya alguna irregularidad, pasamos la lijadora.

Pintar el salón en tres tonos - Paso 6Paso 6
Damos imprimación selladora en la zona donde hemos dado masa. Una vez que el producto se haya secado, dividimos la pared en secciones con cinta de carrocero para dar las distintas tonalidades.

Paso 7
Empezamos a aplicar los dos colores. Primero, recortamos los ángulos y las zonas de unión con una brocha de recorte, girándola poco a poco para que el color quede uniforme.

Paso 8
Hacemos lo mismo con el otro color. Con la brocha de recorte vamos aplicando la pintura en las zonas de unión.

Paso 9
Una vez que hayamos recortado, comenzamos a dar color a toda la superficie. Con el rodillo, aplicamos el producto de manera uniforme.

Paso 10
Para pintar las zonas altas o de difícil acceso, podremos adaptar al rodillo un mango extensible. Pintamos en dirección vertical y horizontal para que el resultado sea más homogéneo.

Paso 11
Antes de que la pintura se seque, retiramos la cinta de carrocero que hemos puesto en la pared.

Paso 12
Transcurrido el tiempo de secado, volvemos a poner cinta de carrocero en los ángulos de las paredes que nos quedan por pintar.

Paso 13
Después, volvemos a recortar las zonas de unión y los ángulos con la brocha.

Paso 14
A continuación, con el rodillo y el mago extensible aplicamos el tercer tono.

Paso 15
Una vez que hayamos pintado toda la habitación, retiramos todos los elementos de protección que hemos puesto.

Paso 16
En esta ocasión, vamos a decorar la pared con unos cuadros. Para pegarlos, utilizaremos cinta de doble cara.

Paso 17
Con el nivel láser, fijamos los cuadros a la pared, teniendo en cuenta su horizontalidad.

Paso 18
Escogiendo las tonalidades adecuadas para cada estancia, podremos transformar por completo su aspecto. De una manera sencilla y limpia crearemos un ambiente de lo más acogedor.

Tags relacionados salón tres tonos pintura interior