Pintura

Cómo pintar una fachada rugosa

Cómo pintar una fachada rugosa

Autor:

En este briconsejo os enseñamos cómo pintar de nuevo una fachada rugosa, muy común en fachadas de casas, utilizando los materiales adecuados.

Las inclemencias meteorológicas deterioran con el paso del tiempo las fachadas de las casas.

La pintura acrílica es la que más se utiliza para las fachadas. Es microporosa, resistente a los rayos UVA y, además, seca rápidamente. Nosotros nos hemos decantado por una pintura acrílica mate que se adapta mejor a las grandes superficies de cemento u hormigón.

En primer lugar eliminaremos posibles restos de suciedad de la fachada con un cepillo de púas y cubriremos el zócalo con un protector de plástico para no manchar.

Con ropa cómoda y adecuada para trabajar comenzaremos a pintar el borde del zócalo con una brocha de cerdas sintéticas. Este tipo de brochas, debido a su mayor rigidez, impregnan con mayor facilidad superficies rugosas y con relieve.

A continuación, daremos una pasada de rodillo vertical en la fachada y luego repartiremos la pintura horizontalmente, con movimientos lentos, cubriendo bien las irregularidades. Es conveniente extender una capa espesa de pintura y respetar el tiempo de secado establecido por el fabricante entre ambas manos.

Y no olvidéis que la fachada que se pinta después de haberle dado el sol tendrá una superficie cálida y seca.

Tags relacionados pintar pintar pared