Restauración

Cómo hacer la soldadura en frío

Cómo hacer la soldadura en frío

Autor:

En el siguiente briconsejo veremos cómo realizar la soldadura en frío. En concreto veremos cómo arreglar un tubo de escape con esta técnica.

Los tubos de escape de algunos motores pueden presentar fisuras o agujeros debido al uso y al paso del tiempo. En este Briconsejo veremos cómo resolver el problema con una soldadura en frío.

Paso a paso sobre cómo hacer un arreglo con soldadura en frío

Paso 1
Arreglaremos el agujero utilizando una soldadura reparadora en frío. Comenzamos el trabajo lijando la zona para retirar los restos de óxido con un cepillo de alambre y con una lija de mano para metal.

Paso 2
Después, pasamos un trapo humedecido en disolvente para retirar los restos de polvo que hayan quedado tras lijar.

Paso 3
Sobre una superficie plana echamos la misma cantidad de los dos componentes del producto reparador. Mezclamos bien con la espátula hasta obtener un color uniforme.

Paso 4
A continuación, extendemos el producto sobre la zona a reparar. Por su carácter de soldadura, estos productos no sólo pegan con gran fuerza de adhesión, sino que además sirven para rellenar, tapar o restaurar uniones y superficies que estén agrietadas o a las que les falten trozos.

Paso 5
Una vez endurecido el producto y para que la reparación sea completa, pintaremos el tubo de escape con una pintura anticalórica en aerosol. Es aconsejable realizar esta tarea al aire libre o en una habitación bien ventilada.

Paso 6
Antes de volver a montar el tubo de escape, es conveniente retirar la vieja junta y limpiar bien la zona.

Paso 7
Colocamos una junta nueva y ponemos también el tubo de escape ya reparado.

Paso 8
Como esta soldadura resiste tanto bajas como altas temperaturas y es resistente al agua, al aceite y a los disolventes, podremos utilizar de nuevo la máquina con total seguridad y garantía.