Restauración

Reparación de vidriera emplomada

Reparación de vidriera emplomada

Autor:

A continuación os mostramos un trabajo sencillo de restauración: veremos cómo realizar la reparación de una vidriera emplomada.

Las vidrieras emplomadas resultan muy decorativas en una casa. En caso de que presenten algún desperfecto os interesa especialmente este briconsejo en el que os explicamos cómo hacer la reparación de una manera muy sencilla.

Paso a paso para reparar una vidriera empotrada

Paso 1
Aunque en el mercado existen varios tipos de estaño en diferentes anchuras, si no encontráis uno que se parezca al que necesitáis, podréis imitarlo utilizando pintura una masilla reparadora.

Paso 2
Nosotros vamos a reparar la vidriera de una puerta, así que la soltamos para poder trabajar con más comodidad. Retiramos el trozo de plomo que está en mal estado, respetando todo el material que se pueda recuperar.

Paso 3
Limpiamos bien la zona, primero con una espátula para retirar posibles restos de plomo, y después pasamos un trapo impregnado en alcohol.

Paso 4
Trabajamos la masilla reparadora con las manos hasta conseguir un color homogéneo y colocamos un trozo en la zona a reparar, haciendo presión.

Paso 5
Con la ayuda de una regla y un cortante, retiramos la masilla que sobre para que la reparación quede igualada con el resto de las piezas de plomo.

Paso 6
Cuando el producto se haya endurecido pasaremos una lija de mano de grano fino para darle forma.

Paso 7
Después de limpiar la superficie, colocamos cinta de carrocero en los cristales para no manchar.

Paso 8
A continuación, pintamos la zona reparada con una pintura de color estaño.

Paso 9
Por último, retiramos la cinta de carrocero y colocamos de nuevo la vidriera en la puerta.