Restauración

Arreglo de fuente de piedra

Arreglo de fuente de piedra

Autor:

Tenemos una fuente decorativa con forma de rana que se ha roto. Por ello, a continuación veremos paso a paso cómo arreglar la fuente de piedra.

La piedra, a pesar de su dureza y de ser un material especialmente indicado para utilizar en motivos de exterior, también se deteriora. Es el caso de esta rana que tenemos en la fuente: tras mucho tiempo a la intemperie presenta unos cuantos desperfectos, sobre todo en el caño, que vamos a reparar con facilidad en este briconsejo.

Paso a paso para arreglar una fuente de piedra

Paso 1
Empezaremos por limpiar perfectamente la superficie sobre la que vamos a trabajar con un cepillo empapado en agua. Cepillaremos hasta eliminar todos los restos de suciedad.

Paso 2
Después, para poder dar forma al trozo de caño que le falta a la pieza, utilizaremos como molde un tubo de plástico del mismo diámetro que el orificio. Le aplicaremos un poco de jabón para que la masilla que utilicemos no se quede pegada y poder así retirarlo con facilidad. Introduciremos el tubo en la boca de la rana.

Paso 3
A continuación, prepararemos una masilla adhesiva extra fuerte y resistente al agua. Para ello, amasaremos con los dedos los dos componentes del producto hasta que queden completamente mezclados y la masilla tenga un color homogéneo.

Paso 4
Inmediatamente después, comenzamos a reparar el caño y la boca de la rana, dando forma a la masilla con las manos.

Paso 5
Acabamos de reconstruir totalmente el trozo que le faltaba a la figura realizando los últimos retoques con un buril. Dejamos secar.

Paso 6
Una vez haya endurecido la masilla, retiramos el tubo de plástico y repasamos la zona ya arreglada con una lija de mano de grano fino.

Paso 7
Finalmente, para igualar la zona reparada con el resto de la pieza, aplicaremos una pintura acrílica del mismo tono que el verdín. Dejamos secar el tiempo que indique el fabricante y podremos volver a usar la fuente cuando queramos.

Tags relacionados arreglo fuente piedra reparar caño