Restauración

Sanear plato de ducha

Sanear plato de ducha

Autor:

Las juntas de unión del plato de la ducha de nuestro baño con la pared están ennegrecidas, con moho. Por ello, os mostramos cómo sanear el plato de la ducha.

En este briconsejo de Bricomanía veremos cómo sanear la zona y protegerla con un producto sellador de silicona, con funguicida para evitar el ennegrecimiento, con el que conseguiremos un acabado perfecto.

Paso a paso para sanear un plato de ducha

Paso 1
Comenzaremos retirando con una espátula las partes de la junta que estén deterioradas.

Paso 2
Después eliminaremos el moho del soporte con un producto específico, con el que además evitaremos la aparición del antiestético ennegrecimiento de las juntas.

Paso 3
Es muy importante que el soporte quede limpio, seco y sin restos de grasa.

Paso 4
Para trabajar con limpieza os recomendamos delimitar el largo de la junta a sellar con cinta de carrocero.

Sanear plato de duchaPaso 5
A continuación, aplicamos un cordón uniforme de producto a lo largo del área a sellar. Nosotros nos hemos decantado por un producto sellador de silicona, resistente a los productos habituales de limpieza, con el que evitaremos las filtraciones y la aparición de humedad en paredes contiguas al cuarto de baño.

Paso 6
Alisamos el cordón de producto con un dedo humedecido en agua jabonosa, para que no se nos pegue.

Paso 7
Finalmente, retiramos la cinta de carrocero y dejamos que el producto se seque. Su alto contenido en fungicidas evitará el ennegrecimiento de las juntas, manteniendo su adherencia y elasticidad, conservándose como nuevas durante más tiempo.

Paso 8
Con un buen trabajo de mantenimiento, empleando los productos adecuados para sellar estas juntas, obtendremos un acabado profesional.