Restauración

Proteger los muebles de exterior

Proteger los muebles de exterior

Autor:

En este briconsejo, os vamos a dar las claves para proteger los muebles de exterior y poder disfrutar de ellos durante durante muchos años.

El frío, la lluvia o el viento pueden deteriorar los muebles de terraza o jardín. Para que esto no ocurra, es fundamental protegerlos. Lo ideal sería guardarlos en un garaje o trastero, pero si esto no es posible, existen otras formas de conseguirlo.

Paso a paso para proteger los muebles de exterior en otoño e invierno

Paso 1
En el mercado existen distintos elementos protectores, en diferentes tamaños y materiales, que escogeremos en función de nuestras necesidades.

Paso 2
Si queremos cubrir muebles como sillas, tumbonas, mesas o barbacoas, por ejemplo, podremos utilizar fundas plastificadas, que encontraremos en distintas medidas. Tan sólo tendremos que proteger el objeto y descubrirlo cuando llegue el buen tiempo.

Paso 3
Si no encontramos una funda apropiada para alguno de nuestros muebles de exterior, podremos emplear un plástico resistente y si es oscuro, mejor. De esta manera, también protegerá el mobiliario de los rayos del sol. En los centros de bricolaje lo encontraréis por metros, por lo que podréis adquirir justo lo necesario.

Paso 4
Otra opción para proteger nuestros objetos es utilizar bolsas de basura, más cómodas para tapar muebles como esta silla plegable de madera. Cubrimos el mueble...

Paso 5
... y lo sellamos bien utilizando cinta adhesiva. De esta manera, conseguiremos aislarlo correctamente del exterior.

Paso 6
Y ahora sí, ya podremos estar tranquilos. Gracias a estas fundas, nuestros muebles de exterior estarán perfectamente aislados. Además, estarán protegidos de la suciedad. Así, cuando llegue el buen tiempo retiraremos las fundas y ¡estarán como nuevos!

¡Recordad! El mercado nos ofrece una amplia gama de barnices protectores muy eficaces. Tan sólo debemos emplearlos una vez al año y tendremos muebles para mucho tiempo!