Restauración

Restaurar la barbacoa

Restaurar la barbacoa

Autor:

Las parrillas, con el uso, acaban deteriorándose, por lo que es recomendable restaurar la barbacoa durante la época de frío y lluvia.

Durante el periodo estival, aprovechamos el buen tiempo para comer al aire libre. Las barbacoas se convierten durante estos meses en protagonistas indiscutibles de terrazas y jardines. Sin embargo, el uso acaba por deteriorarlas por lo que podemos aprovechar el invierno o los periodos de frío para restaurar la barbacoa. Así, cuando volvamos a utilizarlas, estarán en buen estado y podremos realizar cocciones realmente exquisitas.

Paso a paso de restaurar una barbacoa

Restaurar barbacoaPaso 1
Comenzaremos el trabajo retirando los accesorios de la barbacoa. Primero, con un pequeño atornillador y una punta adecuada, soltamos las bandejas.

Restaurar barbacoaPaso 2
Siguiendo el mismo procedimiento, aflojamos las manillas y tiradores.

Restaurar barbacoaPaso 3
Como soltar las ruedas sería una tarea un poco complicada, vamos a protegerlas con cinta adhesiva.

Restaurar barbacoaPaso 4
Vamos ahora a dejar bien lisa la superficie deteriorada. Para ello, emplearemos una lijadora provista de una hoja de lija para metal.

Restaurar barbacoaPaso 5
Una vez que hayamos repasado toda la superficie, eliminamos los restos del lijado con la ayuda de un paño humedecido en disolvente.

Restaurar barbacoaPaso 6
Ahora, procederemos a dar color a la barbacoa. Dejando una distancia de 20 cm respecto a la estructura y después de agitar bien el esmalte, aplicamos el producto de una manera uniforme por toda la estructura de metal. Es importante que a la hora de elegir la pintura, escojamos una que soporte sin problemas las altas temperaturas.

Restaurar barbacoaPaso 7
Una vez que el producto se haya secado, volvemos a fijar los accesorios y quitamos la cinta protectora de las ruedas.

Restaurar barbacoaPaso 8
¡Y ya tendremos lista nuestra barbacoa! De una manera rápida y sencilla, habremos dejado nuestro accesorio de exterior como nuevo y en perfectas condiciones para un próximo uso.