Restauración

Reparar una moqueta con quemaduras

Reparar una moqueta con quemaduras

Autor:

Vamos a ver cómo reparar una moqueta con quemaduras que, dependiendo de la profundidad de la misma, será más o menos complicada. 

Si la mancha o quemadura no es profunda, es decir, si solamente se ha ennegrecido la parte superior del pelo, podemos cortar la parte superior de las fibras con unas tijeras curvas. 

Cuando la quemadura sea profunda, habrá que sustituir la zona estropeada. Necesitaremos un trozo de moqueta igual a la que tenemos; si no conservamos ningún sobrante de la colocación, quitaremos un trozo de un lugar no visible (un rincón de la habitación o una zona cubierta por algún mueble). 

Colocaremos el trozo nuevo sobre la zona a reparar y cortaremos un cuadrado de tamaño exactamente igual. Un buen sistema es seccionar las dos piezas, la quemada y la nueva, a la vez. Tendremos que levantar el trozo donde está la quemadura y aplicar la cola adecuada en el trozo nuevo para colocarlo en el hueco que ha quedado. 

Intentaremos hacer coincidir el injerto todo lo que se pueda, con las formas del estampado o del relieve en caso de que así fuese. Es muy probable que, debido al desgaste, el trozo de moqueta añadido tenga un color más vivo que el resto de la moqueta. Para igualarlo, diluir agua oxigenada y frotar hasta dar con el tono adecuado.