Restauración

Restaurar herrajes de una puerta

Restaurar herrajes de una puerta

Autor:

En este briconsejo de Bricomanía veremos cómo restaurar los herrajes de una puerta de exterior. Así, lograremos que vuelvan a estar en perfecto estado y sin nada de óxido.

Uno de los principales problemas de los elementos de hierro forjado que están expuestos a la intemperie es la oxidación aunque la solución, como veréis, es muy sencilla. El óxido es el resultado de la acción del agua y el aire en contacto con el hierro. Eliminarlo totalmente es fundamental ya que se puede propagar con rapidez.

En este briconsejo de Bricomanía veremos cómo restaurar los herrajes de una puerta de exterior afectados por el óxido. Para ello, comenzaremos lugar retirando los herrajes y con la ayuda de un cepillo de púas y un trapo húmedo eliminaremos las partículas de óxido y pintura de todas las piezas.

Una vez limpios los herrajes, pasaremos a aplicar directamente un esmalte anti-óxido que nos evitará el empleo de una imprimación previa. Conviene dar como mínimo dos capas para conseguir la máxima cobertura y protección, respetando el tiempo de secado entre ambas manos.

Cuando se seque el esmalte ya tendremos los herrajes como nuevos. Con los herrajes como nuevos sólo nos quedará colocarlos en la puerta.