Cocina

Tahini o pasta de sésamo

Tahini o pasta de sésamo

Autor:

El tahini tahina es una crema de sésamo muy utilizada en la cocina árabe. Esta pasta se obtiene a partir de semillas de sésamo o ajonjolí molidas.

Nutrición:

El tahini destaca por su aporte de vitaminas, especialmente las del grupo B, y de minerales como el hierro, calcio, fósforo, zinc y magnesio. Además, es una fuente de proteínas de calidad.

Gracias a su contenido en ácidos grasos, especialmente en ácido oleico y linoleico, el tahini nos ayuda a regular los niveles de colesterol y a mantener las arterias sanas. Por lo tanto, el tahini es un buen aliado para mantener una dieta cardiosaludable. 

Además, las semillas de sésamo también son digestivas. 

Por estos motivos el tahini puede ser un buen sustituto de la mantequilla o la mayonesa, ya que se trata de una alternativa saludable tanto en una dieta equilibrada como en una dieta vegana.

Usos del tahini en la cocina:

El tahini se puede tomar como aperitivo o acompañamiento, untado en pan y aliñado con aceite y pimentón. De esta forma se convierte en un gran complemento del desayuno o la merienda, o en una forma sana de comer entre horas.

Otra opción es diluirlo en zumo de limón y agua y añadir ajo machacado para obtener una deliciosa salsa con la que se pueden acompañar platos árabes como los pinchos morunos o el falafel. Además, esta salsa aporta un toque delicioso a platos de carne asada y ensaladas.

Pero sin duda uno de los usos más comunes del tahini es como ingrediente para elaborar hummus (puré de garbanzos) y babaganuch (puré de berenjena).

Dónde encontrarlo:

El tahini se puede encontrar en grandes superficies, normalmente en la sección de comida internacional. 

También se puede adquirir en tiendas especializadas en dietética (herboristerías), tiendas para vegetarianos y veganos o tiendas de alimentación internacional (comida árabe).

En cualquier caso, si no es posible adquirirlo o decidimos prepararlo nosotros mismos, la elaboración es muy sencilla.

RECETA DE TAHINI CASERO
Ingredientes:
  • semillas de sésamo
  • agua
  • una pizca de sal
Elaboración del tahini:

Pon a tostar las semillas a fuego suave en una sartén sin aceite o en el horno durante 5-10 minutos aproximadamente, dependiendo de la cantidad. Remueve de vez en cuando las semillas de sésamo. Cuando estén doradas, retíralas y colócalas en el molinillo. 

Muele mientras añades agua poco a poco. Debes obtener una masa cremosa y ligeramente espesa. Añade una pizca de sal y mezcla bien.

Consejo:

Puedes añadir un poco de zumo de limón al tahini para conseguir un sabor más suave. Además, el tahini combina perfectamente con diferentes ingredientes que le darán un sabor especial y característico, como el pimentón (dulce o picante) o el ajo en polvo.

Ver recetas con tahini