Consejos para hacer la compra

Fresa, consejos de compra y uso en la cocina

Fresa, consejos de compra y uso en la cocina

Autor:

La fresa, consejos de compra y uso en la cocina. Consejos sencillos a la hora de comprar fresas, cómo limpiarlas y conservarlas y su uso en diferentes recetas.

La fresa silvestre procede de los Alpes y es conocida desde tiempos prehistóricos. El fresón, considerado una variedad de fresa, proviene de dos especies americanas que se mezclaron a su llegada a Europa.

Tipos de fresas:

Tipos de fresasExisten numerosas variedades de fresas que se clasifican en tres grupos: fresita del bosque, fresas cultivadas y fresón.
La fresita del bosque es un tipo de fresa que se caractieza por su gran sabor. En este grupo se incluyen las variedades alpinas como Baron Solemacher, Alexandria y Yellow Wonder, que presentan un gran periodo de fructificación.

Las fresas cultivadas son en general de mayor tamaño que las fresitas del bosque, pero su aroma y sabor resultan de inferior calidad.

El fresón se considera un tipo de fresa de mayor tamaño, con forma de corazón y de color rojo vivo cuando está maduro. Además, resulta más sabroso y asequible económicamente. Los fresones se recogen de dos especies de origen americano que pertenecen al género Fragaria. 

En los últimos tiempos se han logrado otras nuevas variedades de doble cosecha gracias a los cruces realizados entre el fresón y la fresa propiamente dicha. Las plantas obtenidas producen frutos tanto en verano como en otoño. Entre los principales fresales de doble cosecha destacan Aromel, Ostara, Rabunda y Rapella.

Cómo comprar fresas:

FresasA la hora de comprar fresas en el mercado, éstas deben presentarse enteras, sin golpes y provistas de su cáliz verde. Deben seleccionarse aquellas que presenten un estado de madurez que permita su transporte y manipulación en el hogar, ya que son alimentos altamente perecederos.

Cómo conservar las fresas:

FresasPara su conservación en el hogar es conveniente mantenerlas en el frigorífico o en un lugar fresco, oscuro y ventilado, lo menos agrupadas posible. En estas condiciones se pueden conservar hasta un máximo de 5-6 días. 
Se podría pensar en la posibilidad de congelar las fresas para conseguir un periodo de conservación más prolongado. Sin embargo, no resulta un sistema adecuado para esta fruta, ya que en la descongelación pierden gran cantidad de agua, quedando una especie de mermelada cruda, sin aroma, que se agria rápidamente a temperatura ambiente.

Cómo limpiar las fresas:

Cómo limpiar las fresasLas fresas no se pelan antes de consumir, por lo que es importante limpiarlas muy bien, ya que al crecer en contacto con la tierra, pueden haber arrastrado ciertas sustancias nocivas como abonos o pesticidas. De todas formas, no deben dejarse mucho tiempo en agua, ya que perderían gran cantidad de nutrientes. Tampoco deben ponerse bajo el grifo tras haber eliminado el tallo y las hojas, ya que absorberían agua. Por lo tanto, lo más adecuado es lavarlas y eliminar posteriormente las partes verdes para consumirlas inmediatamente después.

Uso de las fresas en la cocina:

las fresas en la cocinaLas fresas son frutas muy apreciadas que se pueden consumir solas o combinadas con nata, vino, vinagre, zumo de naranja, chocolate, azúcar, leche, yogur... Las fresas también se emplean como materia prima en muchos productos transformados, como licores, jarabes, natillas, compotas, mousse, rellenos de pastel, dulces, salsas, pulpa para helados, sorbetes, bizcochos, yogures, batidos, mermeladas y confituras.

La fresa es probablemente la fruta blanda más habitual en la elaboración de mermeladas y conservas. Para la elaboración de mermelada de fresa se aconseja utilizar aquellas que aún no están totalmente maduras.

Por otro lado, el licor de fresas es muy utilizado para aromatizar helados, cremas, productos de repostería y otros licores.

Recetas con fresas

Información nutricional de la fresa

Tags relacionados fresa consejos de compra fruta