Consejos para hacer la compra

Limón, consejos de compra

Limón, consejos de compra

Autor:

El limón es un cítrico muy utilizado en la cocina. Descubre los trucos para elegirlos a la hora de la compra y cómo conservarlos correctamente.

El limón es un cítrico de color amarillo claro o dorado, pulpa jugosa y sabor ácido. El limonero es originario de China o India, donde se cultiva desde hace más de 2.500 años.

Tipos de limón:

Existen numerosas variedades de limones que se diferencian por el tamaño, grosor de la corteza, cantidad de zumo, número de pepitas y época de maduración y recolección.

  • Eureka: tiene una corteza de grosor medio o delgado, generalmente lisa, aunque puede presentar alguna rugosidad si se cultiva en un clima como el de España. La pulpa es rica en zumo con elevado nivel de acidez y contiene pocas semillas o ninguna. Es la variedad más cultivada fuera de la zona mediterránea.
  • Primofiori: limón  de forma esférica u ovalada, con una corteza lisa y fina y pulpa jugosa con pocas semillas.
  • Verna: variedad de limón muy cultivada en España. Es de tamaño grande o medio, con una corteza gruesa, rugosa e irregular, pulpa tierna y jugo con buena acidez, aunque produce menos cantidad que otras variedades.
  • Interdonato: limón más grande, alargado y liso, pero pobre en zumo. Tiene una piel delgada y pocas semillas.
  • Femminello: la mayor parte de la producción limonera de Italia. Es de tamaño medio, con una corteza bastante gruesa y con menos cantidad de zumo que otras variedades, pero más ácido.
  • Génova: se cultiva principalmente en América del Sur. Es de corteza lisa y pulpa jugosa y ácida.
  • Italian: limón de forma redondeada, firme y con una corteza de grosor medio. Tiene muchas pepitas y es rica en zumo con un alto nivel de acidez.
  • Lapithkiotiki: la variedad más importante de la costa norte de Chipre. Tiene una piel fina y una pulpa muy jugosa con pocas semillas.
  • Lisbon: muy similar al Eureka, pero con una corteza más rugosa. Es muy popular en California.
  • Meyer: híbrido de limonero, naranjo y mandarino. Es una fruta parecida a la naranja y su pulpa es de color amarillo oscuro, muy jugosa y tierna. Su nivel de acidez es bajo.
  • Otras variedades: Monachello (Italia), Ponderosa y Bears (Florida).
Consejos para comprar limones:

Los limones se encuentran en el mercado todo el año, ya que el limonero es reflorescente y se pueden encontrar en un mismo árbol frutos y flores en distintos estados de madurez.

A la hora de la compra, se deben elegir los limones más firmes y pesados. La sensación de peso respecto al tamaño indica que está maduro y lleno de zumo. La cáscara tiene que presentar un color amarillo intenso. Aquellos que tienen manchas o matices verdosos en la cáscara, son más ácidos. La piel rugosa será probablemente muy gruesa y poseerá menor cantidad de pulpa que los limones con piel más lisa. 

Hay que descartar los limones arrugados, con partes endurecidas o demasiado blancas, y con un color oscuro o apagado, sin brillo, pues estas características indican que no está fresco.

Cómo conservar los limones:

Los limones se pueden conservar hasta una semana si se mantienen a temperatura ambiente. Sin embargo, para una conservación más prolongada se deben mantener en el frigorífico

Además, tanto el zumo como la cáscara se pueden congelar, mientras que la cáscara desecada o confitada se debe conservar en un lugar fresco y seco.

Uso de los limones en la cocina:

Aunque por su acidez no se consumen habitualmente como fruta fresca, el limón se utiliza mucho en la cocina. Aviva el sabor de algunos alimentos, de forma que puede sustituir a la sal y al vinagre en determinados platos, como las ensaladas. También sirve para aromatizar salsas, aceites, sopas, hortalizas, pescados, moussescremas y pasteles. Además, se utiliza para marinar carnes, caza, aves y pescados.

Con los limones se obtienen muchos derivados, como zumos, limonadas, helados, sorbetes y granizados.

El zumo de limón se puede añadir a diferentes alimentos (champiñones, manzanas, alcachofas...) para evitar que se oxiden y se oscurezcan cuando se ponen en contacto con el aire.

La corteza de limón se puede emplear para aromatizar bebidas como el té. La corteza rallada aporta sabor a las cremas y a las masas y también se puede confitar. El limón confitado o deshidratado en rodajas se utiliza mucho en repostería.

¿Por qué se añade cáscara de limón a muchos postres y pasteles?

Porque las glándulas de la corteza de limón contienen en su interior un aceite esencial que es un agente aromático muy importante.

Este aceite está formado por diferentes compuestos, siendo el limoneno el mayoritario. La composición del aceite esencial varía en función de la variedad de limón, grado de maduración, coloración y tiempo que ha pasado desde la recolección.

Ver recetas con limón