Consejos para hacer la compra

Piri-piri, un chile africano muy picante

Piri-piri, un chile africano muy picante

Autor:

El piri-piri es un chile muy utilizado en la cocina africana y de sabor muy picante. Descubre sus características y la receta para preparar la popular salsa piri-piri.

El piri-piri también se conoce como peri-peri, pili-pili, diablo africano o chile ojo de pájaro africano ("Piri" significa "pimienta" en swahili) y es un chile o ají de la variedad Capsicum frutescens, al igual que el tabasco, de sabor extremadamente picante.

El piri-piri ha crecido de forma silvestre en África desde hace siglos, concretamente en Malawi, Sudáfrica, Ghana, Nigeria, Zimbawe y Mozambique. Actualmente se cultiva para su uso comercial en Uganda, Malawi y Zimbawe, tanto para ser procesado como alimento como para la industria farmacéutica. El piri-piri molido se vende a menudo como cayena en polvo muy picante.

Características de la planta:

Las plantas suelen ser muy espesas, de una altura aproximada entre 45 y 120 centímetros. Los frutos suelen medir unos 8-10 centímetros de largo y tienen forma cónica terminada en punta. Inicialmente su color es verde, pero cuando maduran adquieren un color rojo brillante.

Piri-piri secos

Salsa piri-piri:

La salsa piri-piri es originaria de Portugal y se utiliza como condimento y para aderezar carnes y pescados cocinados al horno, a la parrilla o a la plancha. 

Esta salsa se emplea mucho en la gastronomía de Angola, Namibia, Mozambique y Sudáfrica. La receta puede variar de una región a otra, aunque siempre debe incluir entre sus ingredientes chile, limón, aceite, pimiento rojo y ajo.

Actualmente la salsa piri-piri está muy extendida y se puede adquirir preparada en muchos comercios, así como los chiles enteros o molidos.

RECETA DE LA SALSA PIRI-PIRI
Ingredientes:
  • 6 chiles rojos
  • 4 pimientos rojos
  • zumo de 4 limones
  • 2 cucharadas de pimentón
  • 8 cucharaditas de sal
  • 4 cucharadas de orégano
  • 6 dientes de ajo pelados y picados
  • 500 ml de aceite de oliva
  • 4 chiles rojos secos (o 2 cucharaditas de chile rojo en polvo)
  • 4 cucharadas de vinagre
Elaboración de la salsa piri-piri:

Lava los pimientos rojos, retírales las semillas, trocéalos y añádelos a un vaso de batidora. Agrega el resto de los ingredientes: los chiles rojos, el zumo de limón, los dientes de ajo picados, el pimentón, la sal, el orégano, los chiles secos, el aceite y el vinagre. Tritura todo hasta obtener una salsa ligera (se puede colar una vez triturado).

La salsa debe conservarse en el frigorífico, donde puede durar hasta 3 semanas. 

Esta salsa se puede utilizar para marinar carnes y pescados o como condimento.

Se puede variar la cantidad de chiles añadidos, en función del nivel de picante deseado.