Consejos para hacer la compra

Cata de queso Idiazabal ahumado y fresco

Cata de queso Idiazabal ahumado y fresco

Autor:

En este taller de la Feria Hogarmania te enseñamos los aspectos básicos a la hora de catar un queso Idiazabal.

A la hora de catar o probar un queso tendremos en cuenta tanto su color, olor y su sabor. En este caso vamos a realizar una cata de dos tipos de quesos de la Denominación de Origen Idiazabal. Por una parte un queso fresco, por otra un queso ahumado.

El queso Idiazabal es un queso sin pasteurizar, elaborado con leche de oveja latxa y carranzana, autóctonas del País Vasco.

Al olor, la diferencia es notable, por la parte del queso fresco, el olor es a leche fresca, mientras que en el caso del queso ahumado se caracteriza por ese olor ahumado y a toques de frutos secos.

Para probarlo, se introduce en la boca y se machaca con los dientes, llevándolo al paladar para reconocer la textura y todos los matices. Dentro de las texturas se diferencian tres tipos: cremosa, arenosa y granulosa.

El queso fresco es un queso de textura cremosa, ya que se deshace en la boca, además tiene un paso de boca muy equilibrado, sin picante o sal. Por contra el queso ahumado tiene una textura granulosa, en boca, a pesar de la creencia generalizada de que los quesos ahumados son más fuertes, en verdad, su sabor no llena tanto. Si es cierto que, es más persistente, por el humo que hace que el sabor se mantenga por mas tiempo por vía retronasal.

El queso Idiazabal puede ser servido en aperitivos o en postres, siendo éste último el plato final en los menús de sidrería, acompañados por queso fresco y membrillo y como no en preparaciones de todo tipo. Si quieres ver recetas elaboradas con queso Idiazabal aquí te dejamos algunas.

Tags relacionados feria