Seguridad alimentaria

La temperatura en los alimentos

La temperatura en los alimentos

Autor:

La temperatura en los alimentos. En numerosas ocasiones, las temperaturas a las que están expuestos los alimentos en los puntos de venta distan de lo recomendado. 

Y lo mismo sucede con la temperatura a la que llegan las compras enviadas a domicilio por los establecimientos que prestan estos servicios a sus clientes y con las neveras de nuestros hogares.

A continuación, os ofrecemos una serie de consejos para mantener los alimentos a la temperatura adecuada:

En el supermercado, cogeremos los alimentos refrigerados y congelados justo antes de finalizar la compra. De esta forma recortaremos el tiempo que pasará hasta que los introduzcamos en nuestra nevera.

Nunca debemos coger los alimentos congelados que estén por encima de la línea de llenado del expositor. Daremos prioridad a los productos almacenados al fondo de los arcones.

Después de realizar las compras es conveniente que llevemos cuanto antes las compras a nuestro hogar. En el caso de que el trayecto sea largo, lo mejor es transportar los alimentos en bolsas isotérmicas; si no es posible, la recomendación es reunir todos los productos refrigerados o congelados en las mismas bolsas, así conseguiremos que guarden mejor el frío.

Cuando lleguemos a nuestro hogar, colocaremos los alimentos en los lugares que les corresponden, dependiendo de sus características: carnes y pescados frescos (entre 1 y 4ºC); el resto de alimentos a unos 5 ó 7ºC. Sería interesante emplear un termómetro en la nevera con el fin de controlar la temperatura.