Técnicas de cocina

Montar claras y separarlas de la yema

Montar claras y separarlas de la yema

Autor:

La utilización del huevo en el mundo de la repostería es más que evidente. Es un ingrediente fundamental e imprescindible en la mayoría de los postres que se preparan. En este artículo, hablaremos de cómo montar las claras y separar la clara de la yema.

A la hora de montar las claras, para que resulte más fácil, es importante que el recipiente esté bien limpio y que no tenga ningún resto de grasa (yema) ni de cáscaras.

Coloca las claras (3) en un recipiente y bátelas con una varilla manual o eléctrica hasta que se esponjen (introducir la máxima cantidad de aire posible) bien.

Para que el resultado sea más duradero y consistente, casi al final del proceso, cuando ya casi estén montadas, incorpora una cucharada de azúcar glas (quedará más brillante y compacto) o en grano (quedará más volátil y ligero) y sigue batiendo un poco más.

Separar la clara de la yema

Casca el huevo y, sobre un cuenco de cristal, separa las mitades, manteniendo la yema en una de las mitades y dejando que la clara caiga al cuenco. Coloca la yema en otro cuenco.