Técnicas de cocina

Seis razones para consumir sardinillas o sardinas

Seis razones para consumir sardinillas o sardinas

Autor:

Las sardinas o sardinillas son uno de los pescados azules más apreciados en el mundo. Conocidas como la "plata del Cantábrico" son uno de los alimentos más completos: Tienen pocas calorías, bajas en carbohidratos, ayudan a combatir el colesterol, ricas en omega3, contiene vitaminas, A, B, C, D y E, varios minerales como el hierro, calcio, selenio, magnesio, fósforo y potasio y además son antioxidantes.

A continuación te demos seis razones para consumirlas gracias a la colaboración de nuestros compañeros de Cantabriaentuboca.net:

1.- Son cardiosaludables: Son un pescado azul, por lo tanto contienen varios nutrientes que promueven la salud del corazón. Los ácidos grasos Omega-3 juegan un papel vital en la regulación de los niveles de colesterol en sangre. Ayudan a reducir el colesterol malo y mantener buenos niveles de colesterol. La mejora de la relación entre el colesterol bueno y malo ayuda a mantener una buena salud del corazón. También reduce el riesgo de ictus y enfermedad cardiovascular. La vitamina B12, también se encuentra en altas concentraciones en los peces, ayuda a proteger las paredes de las arterias. Además tienen la coenzima Q10, que ayuda a la salud cardiovascular

2.- Ayudan a un crecimiento saludable: Las proteínas que proporcionan los aminoácidos, son vitales para diversas funciones de crecimiento. Los aminoácidos permiten el crecimiento y desarrollo saludable de las células, los tejidos conectivos y los músculos. Los aminoácidos también mantienen la distribución de oxígeno y nutrientes a través del cuerpo. Esto ayuda a estimular el sistema inmunológico y la salud en general. 

3.- Aumenta la energía y la vitalidad: Las sardinas son una rica fuente de hierro. Este mineral juega un papel vital en el suministro de oxígeno a las células rojas de la sangre. Aportan mucho hierro a la dieta por lo que son recomendables en niños y adolescentes, sobre todo si tienen anemia. Sus propiedades ricas en energía lo convierten en un elemento adecuado para ser incluido en la dieta de los ancianos y convalecientes. El pescado también contiene coenzima Q10 y la vitamina B12, que mejoran la energía física. Es un alimento excelente que puede ayudarle a mejorar la vitalidad general.

4.- Tienen propiedades antioxidantes: Las sardinas son uno de los pocos alimentos que contienen el antioxidante coenzima Q10. Este nutriente ayuda a prevenir la hipertensión, enfermedades del corazón y pueden ayudar a reducir las probabilidades de cáncer de riñón. 

5.- Fortalecen los huesos: El calcio, el magnesio y la vitamina D juegan un papel vital en la promoción de los huesos fuertes. La vitamina D facilita la absorción de calcio en el cuerpo. El fósforo ayuda a fortalecer la matriz ósea. La inclusión regular de sardinas en la dieta puede ayudar a prevenir la osteoporosis

6.- Ayudan a la pérdida de peso: Sardinas son unas grandes aliadas para integrarse en una dieta de pérdida de peso. El pescado se acelera la tasa del cuerpo del metabolismo. Esto aumenta la capacidad del cuerpo para quemar grasa. Un programa de acondicionamiento físico saludable en combinación con una dieta saludable ayuda a lograr la pérdida de peso saludable.

Por lo tanto, gracias a nuestros amigos de Cantabriaentuboca.net conocemos un poco mejor las magníficas propiedades nutritivas que nos aportan las sardinas o sardinillas.

Recetas de sardinas o sardinillas