Técnicas de cocina

Cómo conservar los ajos

Cómo conservar los ajos

Autor:

¿Sabes cómo conservar los ajos en tu cocina para que duren más tiempo? A continuación te damos nuestros trucos.

Las cabezas de ajo necesitan respirar por lo que debemos conservarlos en una despensa o en lugar fresco, seco y alejado de la luz dentro de un recipiente abierto y, siempre que se pueda, alejado de otros alimentos. De esta forma nos aseguramos que los ajos duren más tiempo, ya que si los metemos en la nevera el exceso de frío los hará brotar. Aunque una cabeza de ajo bien conservada puede duran más de ocho semanas, ten en cuenta que una vez rota la podremos conservar entre una semana y diez días. Pero, ¿y si no vamos a consumir ajo en ese tiempo? 

Los dientes de ajo se pueden conservar, por ejemplo, en aceite. Basta con meter los ajos en un bote pequeño y cubrirlos con aceite de oliva, así los tendremos listos siempre. Otra opción es picarlos y guardarlos en pequeños paquetes en el congelador de forma que cuando los necesitemos baste con coger uno de ellos y añadirlo a nuestra comida. 

La última opción que os proponemos hoy es crear una sal de ajo. Para ello tendremos que secar los dientes de ajo, convertirlo en polvo con la ayuda de una picadora y mezclar este polvo de ajo seco con sal. Después podremos almacenar la sal de ajo en un bote de vidrio con cierre, o reciclar alguno que tuviésemos por casa de otras especias,  y mantenerlo alejado de la luz. 

Los ajos son unos grandes aliados para nuestra salud, mejoran la circulación sanguínea y nos ayuda con nuestras fosas respiratorias, por lo que debemos incorporarlo en nuestra dieta habitual. Os recordamos que podéis consultar todas las recetas con ajo de Hogarmania en este listado. 

Tags relacionados ajo conservar ajos técnicas