Utensilios de cocina

Hacer caldo con la cafetera italiana

Hacer caldo con la cafetera italiana

Autor:

Utilización de la cafetera italiana en la cocina. Aprende una nueva manera de utilizar la cafetera italiana para hacer caldos o consomés, por ejemplo.

En el mercado encontramos distintos métodos o utensilios para hacer café. Desde el mítico café de puchero, pasando por la cafetera italiana hasta las más modernas cafeteras eléctricas.

La cafetera italiana consta de 3 piezas. La parte inferior, que es la que se llena de agua hasta la válvula de seguridad; el filtro, parecido a un embudo que es donde se coloca el café; y la parte superior, donde sale el café ya hecho. Estas piezas se ajustan a rosca.

No obstante, la cafetera italiana puede tener otros usos además de hacer un buen café. Sirve, por ejemplo, para hacer caldos o consomés.

Antes de darle un nuevo uso es conveniente lavarla muy bien para eliminar cualquier rastro o residuo que pueda recordarnos al café.

Para preparar un caldo de pescado:

Rellena con agua la parte inferior y de la misma manera que para hacer café, el agua nunca debe cubrir la válvula de seguridad. Coloca el filtro y rellénalo con un poco de polvo de tomate, un poco de ondasi, un trozo de alga wakame, y las cáscaras y cabezas de gambas troceadas. Presiona los ingredientes, enrosca la cafetera hasta que quede perfectamente cerrada y pon las gambas peladas en la parte superior.

Coloca la cafetera al fuego y apágala cuando el caldo empiece a subir por el tubo central. Cuando suba todo el caldo, sazónalo.

Antes de servir distribuye en un plato hondo unos dados de pan frito, unos pétalos de flores, unas ramas de cebollino y echa un chorrito de aceite de oliva. Vierte el caldo y añade las gambas.

Para conseguir un buen consomé de carne, basta con cambiar los ingredientes por unas setas deshidratadas, un trozo de tocino frito, un trozo de hígado, una ramita de romero y una pizca de polvo de tomate.

Tags relacionados cafetera caldo