Vinoteca

La decantación

La decantación

La decantación se realiza para airear el vino y para separar los posos (sales minerales que proceden de la uva) que pueda tener el vino, sobre todo los vinos viejos, y dejarlos en la botella.

Una botella de vino no se oxigena por sí sola, aunque la abramos media hora antes de servir el vino. Para oxigenarla adecuadamente se realiza la decantación, que consiste en pasar el vino de una botella a una jarra para que el vino se airee y eliminar el olor ha cerrado. De esta forma se podrán apreciar sus aromas naturales.

Hay distintos tipos de decantadores, con diferentes formas y diseños: con el cuello más largo para que haya una mejor oxigenación, jarritas con boca para facilitar el servicio, amplios¿

Antes de decantar, hay que echar un poquito de vino en el decantador para envinarlo y eliminar así los olores que pueda contener. Se remueve un poco y se tira el vino.

Hay dos formas de decantar: con golpeo o sin golpeo. En la decantación con golpeo el vino cae directamente a la base del decantador, consiguiendo que afloren todos sus aromas. Es el sistema más adecuado para los vinos viejos que necesitan mucha aireación.

La decantación sin golpeo es más suave y para realizarla el vino debe caer poco a poco por la pared del decantador.

Tags relacionados decantacion yo con vino