Vinoteca

Cata de aceite de oliva virgen extra K. Argiñano

Cata de aceite de oliva virgen extra K. Argiñano

Autor:

Taller en el que el experto Ramón Aguiriano enseña cómo catar un aceite de oliva virgen extra, en este caso el K. Argiñano.

En el mundo de los aceites de oliva virgen extra priman los aromas vegetales y frutales. Todo lo que sea rancio o aromas a humedad son indicativos de un producto defectuoso.

Los aceites de hoy en día tienen una calidad tan alta como para poder ser disfrutados en una copa y son excelentes para acompañar, en crudo, numerosos platos.

Para hacer una cata de aceite es necesario utilizar una copa negra. Esta copa negra evita que el color del aceite de información extra de lo que se va a catar. Los colores del aceite no tienen excesiva importancia para la calidad gustativa de la cata que se va a realizar.

Por eso, en el mercado se pueden encontrar aceites de oliva virgen extra de colores amarillentos o verdosos de muy diversas intensidades.

Al comienzo de la cata de aceite, calienta la copa con la palma de la mano, tapando con una servilleta de papel la boca de la copa para evitar que los aromas se volatilicen.

En primer lugar, huele el aceite para reconocer los distintos olores que desprende.

En segundo lugar, absorbe un poco del aceite y distribúyelo por toda la cavidad bucal para que las papilas gustativas se impregnen con el sabor.

Intenta recordar los sabores y olores a los que referencia, en este caso el aceite K. Argiñano olores a mata de tomate, almendra verde... y un toque picante pasados unos segundos debido a la maduración de la oliva.

Tags relacionados feria