Vinoteca

Cata de cervezas tipo: pilsen, amber e ipa

Cata de cervezas tipo: pilsen, amber e ipa

Autor:

En este taller de gastronomía aprendemos a catar 3 tipos de cervezas: tipo pilsen, amber e ipa, presentadas por Boga Garagardoa.

Se trata de una cata de cerveza artesanal, este tipo de cervezas, debido a que su elaboración con productos naturales, tienen un sabor más intenso. Estas bebidas artesanales están elaboradas a partir de: cebada, lúpulo, levadura y agua.

Al tratarse de tres productos diferentes, se realiza una cata vertical, empezando del producto más suave al más intenso.

Empezamos por la cerveza de tipo Pilsen, cerveza más suave y más apto para todos aquellos que no consumen de forma habitual cerveza artesanal. Después probaremos la cerveza de tipo amber, una cerveza tostada, con más cuerpo y sabor a malta y torrefacto. Para terminar la cata, probamos la cerveza de tipo: ipa, con una intensidad de lúpulo más acusada, tanto en amargor, en sabor y en aroma.

Cerveza tipo Pilsen:

Lo primero en la cata es oler la cerveza, con notas cítricas y aromáticas que proceden del lúpulo. Una vez olemos, procedemos a dar un sorbo. Esta cerveza tiene un amargor final pero no muy intenso. Con un cuerpo ligero, propio de las cervezas tipo pilsen ya que se ha utilizado para elaborarse malta del tipo pilsen. Es una cerveza rubia, que no tienen ningún otro cereal añadido. Esta pensada para ser una cerveza fácil de beber.

Cerveza tipo Amber:

Elaborada con cinco tipos de maltas diferentes, malta pilsen, malta munich, que le da el color rojizo, malta caramel y una malta cristal. La sensación en boca de esta cerveza, le da un sabor maltoso, torrefacto, a caramelo o toffe que le dan las maltas. Su color es tostado, rojizo, ya que pertenece a las cervezas de tipo American Amber Ale.

Cerveza tipo Ipa:

Al olor, se nota rápidamente que es más intenso. Es una cerveza con alto contenido en lúpulo, lo que le da mayor amargor y sabor. El post-gusto de este cerveza es muy largo, perdura en el paladar durante varios segundos. Esta elaborada con un malta inglesa muy especial, la Maris Otter, que intenta balancear todo el amargor del lúpulo. Es una cerveza con un sabor intenso, chocante a nuestro paladar, pero que poco a poco acaba enganchando. Con un cuerpo cristalino, pero más anaranjado.

Recuerda, lo que determina el sabor y el amargor es el lúpulo que se le añade a la cerveza.

Tags relacionados cata cerveza feria