Karlos Arguiñano en tu cocina

Jamón curado y lechuga, una combinación saludable

Jamón curado y lechuga, una combinación saludable

Estos ingredientes son fáciles de masticar y digerir por lo que están indicados especialmente para niños y personas mayores.

La grasa del jamón ibérico es beneficiosa para la salud, por lo que una buena idea es utilizarlo como sustitutivo de la panceta, por ejemplo. En caso de no disponer de jamón ibérico, valdría el jamón curado sin grasa rico en proteínas.

La lechuga está indicada especialmente para los niños y jóvenes por su riqueza en vitaminas y minerales, muy importantes para el crecimiento. Además estimula el apetito.

Una curiosidad, el jugo de la lechuga proporciona calma y sueño apacible a los nerviosos.