Karlos Arguiñano en tu cocina

La berza, protectora del cáncer

Siempre aconsejamos una guarnición generosa que acompañe a una ración moderada de carne o de pescado. En el caso de hoy, acompañaremos unas salchichas con abundante berza y patatas.

Esta guarnición nos protege de enfermedades cardiovasculares y del cáncer.

La berza nos aporta vitaminas, minerales, fibra y agua. Es de destacar su aporte en sustancias antioxidantes protectoras del cáncer, las cuales se encuentran en mayor cantidad en los ejemplares jóvenes y en las hojas circundantes a las cabezas de la berza, es decir, en las hojas verdes oscuras que solemos desechar y no consumimos.

El vino blanco permite cocinar las salchichas sin añadir más grasa, siendo un ingrediente recomendable para cocinar sano.

Cuando añadimos el aceite de oliva en crudo al puré, como en esta receta, éste mantiene todas sus propiedades. Además aporta cremosidad al puré y es beneficioso para regular el tránsito intestinal y la función de la vesícula biliar. Es muy recomendable para las personas mayores y los niños.

La patata cocinada como en la receta de hoy no supone ningún riesgo para mantener el peso.

Las salchichas se encuentran en la punta de la pirámide, por lo que son de consumo ocasional. En su composición puede haber almidón o derivados de leche, por lo que los celíacos y los alérgicos a la leche deberán leer bien la etiqueta antes de consumirlas.

Completaremos este menú con una ración de pan y un lácteo.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Salchichas con berza salteada
- Pan
- Flan de café

Cena:

- Ensalada de bacalao con gajos de naranja
- Pan
- Fruta
- Leche