Karlos Arguiñano en tu cocina

Pulpo, bajo en grasas

Las verduras que acompañan al pulpo las podemos consumir libremente todos los días, ya que se trata de alimentos que nos aportan agua con multitud de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes que nos cuidan y nos mantienen sanos, activos y con buen humor.

El pimentón nos ayuda a hacer mejor la digestión y nos ayuda a reducir el consumo de sal. Además, se sitúa en la base de la pirámide.

El aceite de oliva nos aporta sustancias indispensables para mantenernos sanos, por lo que debe estar presente todos los días en nuestra mesa.

Las patatas de la receta aportan hidratos de carbono, que nos ayudan principalmente a regular el comportamiento alimentario, contribuyendo a regular los niveles de azúcar en sangre y mantenernos así más tiempo sin necesidad de comer. Deben estar presentes 4 veces a la semana y no debemos excluirlas de ningún tipo de dieta.

El pulpo se trata de un alimento con un contenido bajo en calorías, ya que apenas tiene grasas. Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales para el mantenimiento de nuestros tejidos y funciones y nos aporta minerales como el hierro, zinc, yodo y vitaminas del grupo B. Sin embargo, su carne se digiere peor que la de otros pescados, no siendo recomendable para niños de corta edad.

No debemos olvidar que las personas que consumen pescado tienen mayor esperanza de vida. Pero para vivir mucho y prevenir todo tipo de enfermedades, en nuestra dieta habrá poco de todo y mucho de nada, es decir, dieta variada en la que se alternen los productos de origen vegetal con los de origen animal, y dentro de estos últimos, las carnes con los pescados, los huevos, los quesos, la leche...

Para completar este menú podríamos comer un pastel de mijo de primero, acompañado de una porción de pan, y un yogur de postre.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Pastel de mijo
- Pulpo a lo Pelayo
- Pan
- Yogur con trozos de fruta

Cena:

- Ensalada de pavo y queso
- Pan
- Fruta

Tags relacionados nutricion ainhoa pulpo grasas proteinas