Karlos Arguiñano en tu cocina

El conejo, bajo en grasas

Hoy tenemos un plato que combina cantidad de alimentos y esto lo hace muy completo desde el punto de vista nutricional. Tenemos carne, verdura, frutos secos y cereal.

El conejo es una carne magra y blanda, fácil de masticar y de digerir. Como todas las carnes, nos aporta proteínas de calidad que contienen todos los aminoácidos esenciales (aminoácidos que el organismo no puede formar) para asegurar la síntesis y regeneración de todas las células del organismo. La carne de conejo es ideal para los hipertensos, ya que es una carne con un contenido bajo en sodio. También está indicada para las personas con sobrepeso o con colesterol elevado, ya que su contenido en grasa es bajo y para las personas con malas digestiones. Es la carne más rica en vitamina B3 y B12, además de aportar hierro fácilmente asimilable, potasio, zinc y fósforo. Por lo tanto, también se recomienda a personas con anemia.

Este plato se acompaña de verduras que completan el valor nutricional del plato, aportando fibra, vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

El uso de bebidas como la sidra, que al cocinarse evaporan el alcohol, y de hierbas aromáticas, como el romero y el tomillo, son una buena opción para cocinar de manera sana añadiendo menos grasas.

El aceite de oliva utilizado en la receta de hoy es rico en vitamina E, betacarotenos y grasa monoinsaturada, teniendo un efecto cardioprotector.

Las uvas pasas tienen gran densidad nutricional, aportándonos azúcares y minerales interesantes como el potasio, magnesio y hierro. 

Además, las frutas desecadas, combinan muy bien con los cereales de desayuno y lo enriquecen en vitaminas, minerales y fibra, lo que puede resultar una alternativa interesante para personas de todas las edades, con la idea de hacer esta primera comida del día, atractiva, variada y con nuevos sabores.

En el desayuno pueden ser un remedio útil para combatir el estreñimiento y para regular los niveles de colesterol por su riqueza en fibra que ayuda a eliminar el exceso de colesterol.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Ensalada de espárragos, huevo y patata
- Conejo a la sidra
- Pan
- Yogur con trozos de fruta

Cena:

- Alubias con verdura
- Pan
- Fruta
- Leche