Karlos Arguiñano en tu cocina

Una forma diferente de comer verduras

La mayor ventaja del plato de hoy es que se cocinan las verduras de una manera diferente y esto ayuda a no cansarnos de incorporarlas a diario en nuestro menús, resultando mucho más sencillo si las acompañamos con salsa bechamel, pasta y queso como en el caso de hoy.

Las verduras de hoy contribuyen a aportar las vitaminas, minerales y fibra necesarios para mantenernos sanos y para que nuestro organismo funcione adecuadamente.

Las láminas de pasta representan al grupo de los cereales, que debe estar presente en todas las comidas del día.

Por otro lado, la bechamel ayuda a suavizar el sabor de las verduras. Además, tiene un gran valor nutricional gracias a sus diferentes ingredientes: la leche aporta proteínas de calidad; la harina, hidratos de carbono; y el aceite de oliva, grasas esenciales. Esta salsa sirve también para mejorar la densidad nutricional de la dieta de personas con poco apetito, mejorando así su estado nutricional.

El aceite de oliva debe estar en todas nuestras preparaciones a razón de cuatro cucharadas al día.

En este plato la principal fuente de proteínas de calidad es el queso, que también nos aporta calcio y vitaminas A y D. Se aconseja consumir 40 gramos de queso curado al día. O, si no, 80 gramos de queso fresco.

Recordamos que se recomiendan 2 raciones de verdura cruda al día; y que la verdura cocida no sustituye a la cruda desde el punto de vista nutricional. Por eso, completamos el menú con una ensalada de setas con canónigos y rúcula para empezar. Y terminamos con una pieza de fruta.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Ensalada de setas con canónigos y rúcula
- Lasaña de escalivada y queso
- Fruta

Cena:

- Verduras en papillote
- Pimientos rellenos con crema de tortilla
- Pan
- Fruta
- Leche