Karlos Arguiñano en tu cocina

Legumbres, fuente de fibra

El plato de hoy puede formar parte de cualquier dieta, incluso de las de control de peso, porque es equilibrado y completo. Contiene un alto valor nutricional, que nos aporta proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales y fibra.

Las proteínas de las legumbres son de baja calidad pero se asocian a las proteínas de la pasta, aumentando así el valor proteico del plato. Cuando asociamos proteínas vegetales de distinta naturaleza (por ejemplo, las del cereal, las legumbres o la patata), conseguimos proteínas de la misma calidad que las de origen animal.

Además, las legumbres nos aportan hidratos de carbono y fibra. La ventaja de las legumbres es que su fibra no se puede quitar como en el caso de los cereales, es decir, no se pueden refinar. De esta manera, enriquecen enormemente nuestra dieta. La fibra ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar, facilita el tránsito intestinal y nos produce sensación de saciedad, regulando nuestro comportamiento alimentario.

La morcilla es de consumo ocasional, así que la colocamos en la punta de la pirámide. De todas formas, no hay que eliminar ningún alimento de la dieta, ya que un alimento por sí solo ni nos enferma ni nos cura, sino el conjunto de la dieta. 

Desde el punto de vista nutricional, la manera más sana de cocinar la morcilla es cocida, ya que parte de las grasas saturadas quedan disueltas en el agua de cocción.

No deben faltan las verduras, que ocupan el primer eslabón de la pirámide y que son ricas en minerales y vitaminas.

Completaremos el menú con un trozo de pan, un poco de piña y una infusión de hinojo.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Crema de alubias con raviolis de morcilla- Pan
- Piña
- Infusión de hinojo

Cena:

- Ensalada templada de cebada y pollo
- Pan
- Fruta
- Leche

Tags relacionados legumbres fuente fibra nutricion ainhoa