Karlos Arguiñano en tu cocina

Morro de ternera, bajo en grasas

Esta carne goza de mala fama, ya que pensamos que es muy grasa y que aumenta considerablemente el aporte calórico de nuestra dieta. Sin embargo, no es así. Se trata de una carne muy gelatinosa pero con poca grasa y, bien cocinada, sin exceso de grasa, puede formar parte de un menú equilibrado.

El uso de ciertos ingredientes como la cerveza, la pimienta, el laurel y la guindilla cayena nos permite dar sabor a la carne sin aumentar el aporte calórico del plato. Por este motivo, los colocaremos en la base de la pirámide junto al resto de las verduras que acompañan a la carne y que incrementan el aporte de vitaminas, minerales y fibra.

Las salsas que acompañan a la carnes, como la de hoy, son una manera de incorporar verdura en nuestra alimentación. Cocinándolas con poca grasa no aumentarán el aporte calórico del plato. 

Los huevos ayudan a completar el aporte proteico del plato, ya que las proteínas de los morros no se digieren fácilmente, por lo que es muy interesante su acompañamiento con proteínas de fácil digestión como las del huevo.

Completamos el menú de hoy con una porrusalda, un trozo de pan, una pieza de fruta y un arroz con leche.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Porrusalda
- Morros rebozados en salsa de cerveza
- Pan
- Macedonia de frutas
- Infusión de boldo

Cena:

- Verduras asadas al horno
- Pan
- Fruta
- Arroz con leche

Tags relacionados morro ternera bajo grasas nutricion ainhoa