Karlos Arguiñano en tu cocina

Una sopa nutritiva y baja en calorías

La sopa de hoy está hecha con ingredientes que tienen pocas calorías, de manera que nos ayudará a compensar el exceso de calorías presentes en otros alimentos y así poder mantener el peso en estas fiestas navideñas con mayor facilidad.

Esta sopa tiene un alto valor nutricional debido a la diversidad de ingredientes, de manera que nos aporta hidratos de carbono presentes en el pan, proteínas de alto valor nutricional en el pescado y el marisco y grasas cardiosaludables en el aceite de oliva.

El pescado debe estar presente 4 veces a la semana en nuestra dieta para mantener nuestra salud cardiovascular, de manera que lo colocaremos en el centro de la pirámide, en la zona naranja.

El marisco de la sopa se trata de una carne magra, sin grasa, muy interesante en estas fiestas navideñas ya que ayudará a mantener el aporte calórico adecuado para evitar la ganancia de peso. No supone ningún riesgo para el mantenimiento del colesterol, ya que es una carne pobre en grasas saturadas. Sin embargo, se trata de una carne no recomendable para las personas con ácido úrico elevado, aunque todo dependerá de la cantidad. Por lo tanto esta sopa puede formar parte del menú navideño de cualquier persona. Recordad que un alimento por sí solo no es causante del aumento de colesterol o de ácido úrico, sino una dieta en su totalidad, de manera que podemos comer de todo siempre que no abusemos de nada.

El bacalao se trata también de un pescado magro, que al igual que el marisco, no supondrá ningún riesgo de exceso calórico.

No nos olvidemos de las verduras presentes en la sopa, que nos aportan vitaminas, minerales y fibra para que nuestro organismo funcione correctamente.

El aceite de oliva virgen extra nos aporta vitaminas, antioxidantes y grasas esenciales que el organismo no los puede sintetizar y que son necesarias para la integridad del cerebro, y de todas las células del organismo, por lo que sin ellas la vida no sería posible. Además, nos aporta grasas monoinsaturadas responsables de disminuir el colesterol malo en sangre y subir el bueno. También contribuye a regular el funcionamiento intestinal previniendo el estreñimiento. El aceite de oliva virgen extra de la sopa de hoy contiene vitaminas A, D y K y además, se diferencia de otros aceites por tener una mayor proporción de vitamina E, cuya función más importante es actuar como sustancia antioxidante y combatir el envejecimiento.

Una técnica que nos ayuda a dar sabor a la sopa sin añadir calorías, es utilizar el brandy y flambear.

Para completar el menú, de primero tomaremos una ensalada de escarola y granada y de postre un trozo de queso, como fuente de calcio, fósforo y minerales ausentes en la sopa.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Ensalada de escarola, puerro y granada
- Sopa de pescado
- Pan
- Queso

Cena:

- Tallarines a la boloñesa
- Pan
- Fruta
- Leche