Karlos Arguiñano en tu cocina

Los beneficios de la almendra

La trucha,como todos los pescados, nos aporta proteínas de alto valor nutricional, además de potasio, fósforo, hierro y magnesio. También aporta vitaminas del grupo B. Al ser un pescado con grasa, en ella nos encontramos con cantidades significativas de vitamina A, que contribuye a mantener nuestra piel en buen estado, nos aumenta las defensas frente a las infecciones e interviene en el desarrollo del sistema nervioso, óseo y en la formación de hormonas. Este pescado también se puede cocinar al horno con verduras o al papillote, una buena alternativa para las personas que están a dieta.

La almendra y las yemas de huevo del majado aumentan el aporte de grasa. Sin embargo, son unas grasas cardiosaludables, de manera que este tipo de farsa está recomendado en personas mayores o niños con poco apetito que necesitan aumentar la densidad nutricional de su dieta, ya que este majado también aporta proteínas e hidratos de carbono, junto a minerales y vitaminas.

Recordamos que 100 gramos de almendras aportan la misma cantidad de proteínas que 100 gramos de ternera. Aunque no son de la misma calidad, en la receta de hoy se complementan con las proteínas de la trucha. 

La almendra es uno de los alimentos con más fibra, favoreciendo el movimiento intestinal y previniendo así la patología más frecuente del intestino, el estreñimiento

Es interesante para los intolerantes a los lácteos y las mujeres con problemas en los huesos ya que suponen una fuente importante de calcio y magnesio, y para las embarazadas y niños en crecimiento por su aporte de ácido fólico. 

Reservaremos una taza del caldo hecho con las verduras para antes de la comida, ya que el puerro y el perejil son altamente depurativos, por lo que este caldo nos ayudará a hidratarnos y a desintoxicarnos de los excesos navideños.

De primero comeremos una crema de calabacín y de postre optaremos por una macedonia de frutas de efecto antioxidante a base de kiwi, manzana y zumo de naranja natural.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Crema de calabacín
- Trucha rebozada con salsa de almendras
- Pan
- Macedonia de frutas

Cena:

- Ensalada de invierno
- Pan
- Fruta
- Leche