Karlos Arguiñano en tu cocina

Receta sana y baja en calorías

Este plato es de alto valor nutricional por la variedad de sus ingredientes, aportándonos proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales y agua. Este plato puede formar parte de un menú adelgazante por la gran variedad de nutrientes y la escasa presencia de grasas, siempre y cuando controlemos la cantidad de aceite a la hora de elaborarlo. 

Esta receta es otro ejemplo de cocina sana, haciendo la salsa con la ayuda del vino blanco y dando sabor al relleno con el curry.

El curry, además de dar sabor al plato de hoy, nos ayuda a prevenir el cáncer de colon debido a unas sustancias antioxidantes presentes en esta especia. 

Las verduras deben estar presentes en todos nuestros platos: en las salsas, en los rellenos o farsas como en la receta de hoy, en las guarniciones, como entrantes, de manera cruda o cocinadas. De esta forma, nos aseguramos el aporte de todas las vitaminas, minerales y fibra necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Los cereales están representados en el plato de hoy por la pasta brick y la harina de maíz, aportándonos los hidratos de carbono como fuente de energía.

El conejo es una carne magra con poca grasa, adecuada para todos y en especial para las personas con sobrepeso, colesterol y triglicéridos altos. Al ser una carne blanca, se recomienda a personas con ácido úrico elevado, ya que su contenido en purinas es inferior al de las carnes rojas.

Además, es una carne que se digiere con facilidad, ya que se trata de animales jóvenes. También es fácil de masticar, de manera que se recomienda para personas con problemas de digestión, niños y personas mayores con problemas en la dentadura.

Es una carne con proteínas de alto valor biológico, hierro de fácil asimilación y destaca entre el resto de las carnes por su elevado contenido en potasio, teniendo una cantidad de sodio moderada. Por lo tanto, puede ser una carne interesante para los hipertensos y personas con problemas de retención de líquidos.

Dentro de las carnes que consumimos normalmente, es la más rica en vitamina B3 y B12.

El conejo es una carne blanca, por lo que si se cocina de manera sencilla, sin exceso de grasas, se convierte en un alimento de elección dentro de los menús bajos en calorías

Tomaremos como entrante una ensalada de verduras y frutas crudas para completar el aporte vitamínico del plato y de postre un yogur que nos aporte calcio fácilmente asimilable.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Ensalada de champiñones
- Brick de conejo y pisto de calabacín
- Pan
- Yogur

Cena:

- Ensalada templada de lentejas y langostinos
- Pan
- Fruta
- Leche