Karlos Arguiñano en tu cocina

Pescado para proteger el corazón

Este plato nos ayuda a mantener la salud cardiovascular. Recordamos que se debe comer pescado cuatro veces a la semana para prevenir las enfermedades cardiovasculares, ya que se trata de proteínas de alta calidad con escasa presencia de grasas saturadas.

Existen diferencias entre el pescado blanco y el pescado azul desde el punto de vista nutricional. El pescado blanco, como es el caso del bacalao, aporta proteínas de calidad sin apenas tener grasas. SIn embargo, el pescado azul es más graso, pero su grasa es rica en omega 3, de manera que es una grasa que protege nuestras arterias y el corazón.

Si consumimos cuatro veces a la semana pescado, 2 blanco y 2 azul, dentro de una dieta equilibrada en la que no falte el aceite de oliva, como en el plato de hoy, no necesitamos tomar ningún alimento enriquecido en omega 3, fitosteroles o similares para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

El aceite de oliva utilizado en la receta de hoy nos aporta ácido oleico, grasa insaturada que nos ayuda a bajar el colesterol malo y a subir el bueno, y también vitamina E con acción antioxidante y fitosteroles.

Además, este aceite ayuda a mejorar la digestión facilitando el funcionamiento de la vesícula biliar y regulando el tránsito intestinal.

La grasa es importante e imprescindible en toda dieta. Sin grasa no podemos vivir, ya que forma parte de estructuras celulares, de hormonas e incluso de órganos como el cerebro. Sin embargo, hay que controlar la cantidad de aceite para mantener nuestro peso, que debe ser de 4 cucharadas diarias. En la receta de hoy, se recomienda a las personas con sobrepeso servir el bacalao con poca salsa.

Los pimientos morrones aportan vitaminas, antioxidantes y fibra (remedio para controlar el estreñimiento). 

Además, los pimientos morrones son muy ricos en vitamina C, teniendo el doble que las naranjas. Su contenido en vitamina C y E, junto con el pigmento que le da el color rojo, convierten al pimiento en una importante fuente de antioxidantes, sustancias que cuidan de nuestra salud cardiovascular.

De entrante comeremos unas legumbres que aportan hidratos de carbono, y minerales a la comida de hoy. Y de postre una fruta como alimento crudo que siempre debe estar presente en todas las comidas para asegurarnos el aporte completo de vitaminas, y un yogur, fuente importante de calcio.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Lentejas con verduras
- Kokotxas de bacalao al pil-pil con morrones
- Pan
- Fruta
- Yogur

Cena:

- Ensalada de frutos secos
- Pan
- Fruta
- Flan casero