Karlos Arguiñano en tu cocina

Plato de fácil digestión y bajo en calorías

Este plato es de fácil digestión y bajo en calorías, por lo que puede formar parte de un menú saludable siempre que lo consumamos de vez en cuando.

El arroz representa a los cereales. Estos deben estar presentes todos los días en todas las comidas, ya que nos aporta los azúcares de asimilación lenta que nos van a proporcionar la energía necesaria para mantenernos activos y de buen humor.

También nos aporta proteínas que no son tan buenas como las proteínas de los alimentos de origen animal, pero en la receta de hoy se complementan con las de los riñones o con las del yogur del postre.

Es un cereal que no contiene gluten y que se digiere fácilmente, siendo muy recomendable en procesos de malas digestiones.

El consumo de vísceras, como los riñones, ha descendido sin justificación en nuestros tiempos ya que se trata de un alimento rico en nutrientes y con escasa presencia de grasa. Así, el plato de hoy puede formar parte de un menú adelgazante o de un menú sano para todos, siempre que controlemos la cantidad de aceite utilizado para hacer la salsa. Para ello podemos utilizar técnicas como la ayuda del vino blanco, muy acertada para dar sabor a este plato.

Los riñones de cordero aportan más proteína que la chuleta o la pierna del mismo animal y solo aporta una tercera parte de grasa. Sin embargo, aporta el doble de hierro que cualquier otra carne.

También es cierto que 100 gramos de riñones aportan todo el colesterol que se debe ingerir durante un día (me imagino que será la cantidad que ponéis para cada comensal). Por esta razón, las personas con colesterol elevado, los consumirán de forma ocasional, aún sabiendo que el colesterol presente en los alimentos no es tan determinante en la subida de colesterol en sangre como lo son las grasas saturadas, y los riñones tienen pocas grasas saturadas.

Introducir fruta en nuestros platos, como en el caso de hoy, nos ayuda a respetar la recomendación de tres piezas de fruta al día. No obstante, se recomienda consumir la fruta cruda para que conserve todas sus vitaminas y propiedades.

De primero comeremos una ensalada de escarola, granada y tomate que complete el aporte de vitaminas, minerales, fibra agua. Y de postre un yogur como principal fuente de calcio en el menú de hoy.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Ensalada de escarola, puerro y granada
- Brocheta de riñones y peras con arroz blanco
- Pan
- Yogur

Cena:

- Pasta con bacalao y salsa de pimientos
- Pan
- Fruta
- Leche