Karlos Arguiñano en tu cocina

Verduras y hierbas aromáticas para cocinar sin grasa

Éste es un plato sano, equilibrado y completo desde el punto de vista nutricional y recomendable para todos. Nos ayudará a mantenernos con energía y buen humor debido a la naturaleza de sus ingredientes.

Siempre comentamos la importancia de las verduras y hierbas aromáticas acompañando a los ingredientes principales, ya que aportan fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, dando además sabor a los platos y ayudándonos así a utilizar menos grasa a la hora de elaborarlos. Por lo tanto, las verduras y hierbas aromáticas de este plato nos ayudan a estar más sanos y mejor nutridos.

El cuscús representa al cereal, alimento de presencia diaria por su contenido en azúcares de asimilación lenta. Los cereales deben representar más de la mitad de la calorías que ingerimos diariamente. 

Además, aporta proteínas que no son de la calidad de las proteínas de origen animal pero que se complementan en el plato de hoy con las proteínas del conejo aumentando así el valor proteíco del plato.

Los cereales apenas tienen grasa y la forma de cocinarlos en esta receta, cocidos en un caldo de verduras, es muy saludable. Si se cocinan de esta forma, pueden formar parte de cualquier dieta, incluso la del diabético o la del obeso.

El conejo es una carne magra, que aporta proteínas de calidad con poca grasa y vitaminas del grupo B, entre las que destaca la vitamina B12, que no está presente en los alimentos de origen vegetal y que interviene en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

La presencia de hierro de fácil asimilación y de la vitamina B12 convierte al conejo en una carne muy interesante para prevenir la anemia.

Además, esta carne es fácil de masticar y de digerir, por lo que es una carne interesante para las personas mayores y niños.

La presencia de las ciruelas pasas en nuestros platos es una buena manera de enriquecerlos nutricionalmente, siendo una sana costumbre para los deportistas que realizan esfuerzos físicos intensos. También es un alimento interesante para las personas con problemas de estreñimiento y colesterol elevado por su alto contenido en fibra, pero siempre que se consuma moderadamente. Esta fibra arrastra también las sustancias cancerígenas que están en el intestino, de manera que nos protege del cáncer de colon.

Sin embargo, las personas con sobrepeso las eliminarán de la receta por su contenido calórico. Tampoco son recomendables para las personas con triglicéridos elevados y diabéticos, debido a su alto contenido en azúcares de rápida asimilación.

Las ciruelas pasas son ricas en magnesio, mineral deficitario conforme nos vamos haciendo mayores, siendo importante para mantener la salud ósea, la masa muscular y el buen humor.

De postre comeremos un yogur con trozos de piña para completar el aporte de vitaminas y minerales.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

- Conejo guisado con ciruelas
- Pan
- Yogur con trozos de piña

Cena:

- Ensalada de patata, huevo, tomate y atún
- Pan
- Fruta
- Leche