Karlos Arguiñano en tu cocina

Arroz, un cereal muy digestivo

Este plato es recomendable para todos por su alto contenido en nutrientes y la calidad de sus grasas.

El arroz:

El arroz es, después de la tapioca, el más digestivo de los cereales y el mejor tolerado con la condición de que se mastique bien. ya que su digestión empieza en la boca con la acción de sustancias que se encuentran en la saliva.

Es un cereal que no contiene gluten, siendo apto para los celíacos.

El pescado:

El pescado que acompaña al arroz en este plato tiene proteínas excelentes para reconstruir todas las estructuras celulares. También contiene hierro,fundamental para formar los glóbulos rojos y evitar así la anemia.

Aparte de las proteínas de gran calidad, es muy interesante el aporte de yodo. El salmonete es uno de los pescados con más cantidad de yodo.

El yodo interviene en la función de la glándula tiroidea que es la que regula el metabolismo.

Personas con el ácido úrico elevado:

El marisco no es recomendable en personas con ácido úrico elevados en sangre. Pero como siempre comentamos, un alimento por sí sólo no hace enfermar, sino la dieta en su totalidad. Por eso, si se sigue una dieta equilibrada, estas personas podrán disfrutar de la receta de hoy sin ningún problema.

El ajo:

En este plato es interesante el aporte de fitonutrientes responsables de múltiples propiedades presentes en el ajo, la cebolla, el pimiento y los puerros.

El ajo aumenta las defensas del organismo, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y ayuda a la hipertensión protegiendo a la vez al corazón y a las arterias.

También ayuda a regular los niveles de azúcar y algunos estudios han demostrado que aumenta el nivel de serotonina en el cerebro, combatiendo así el estrés y la depresión.

Por lo tanto, se puede decir que el ajo es un buen protector cardiovascular y antiestresante. 

Debido a estos efectos del ajo que permanecen intactos si no lo cocinamos, recomiendo el consumo de un diente de ajo crudo al día. Para evitar el mal aliento mascaremos una hojitas de perejil o unas pastillas de menta.

La cebolleta:

La cebolleta ayuda a regular los niveles de azúcar y gracias a su riqueza en fibra, regula el estreñimiento. Además, es diurética y favorece el funcionamiento de los riñones. También es aconsejable en hipertensos por su contenido en minerales. La cebolleta nos ayuda a eliminar la retención de líquidos.

El pimiento:

El color rojo del pimiento se debe a un pigmento antioxidante que nos previene del cáncer y de las enfermedades cardiovasculares.

Los guisantes:

Los guisantes frescos son verduras de temporada que formarán parte de nuestros platos en primavera. 

Los guisantes aportan vitamina C, vitamina A y folatos, de manera que contribuyen a mantener nuestras defensas y nuestro organismo en óptimo estado de salud. También aportan minerales como el potasio, fósforo y magnesio.

Los guisantes frescos nos proporcionan sustancias que actúan como prebióticos, es decir, se fermentan en el intestino impidiendo el crecimiento de bacterias patógenas. Además, estas sustancias favorecen el tránsito intestinal y mejoran el aprovechamiento de minerales como el calcio, hierro y magnesio, minerales muy interesantes para mantener nuestra salud física y psicológica.

Los guisantes nos previenen del cáncer de colon y nos ayudan a estar bien nutridos.

Guarnición de verduras siempre:

Quizás tendremos que fijarnos más en estos ingredientes de las recetas que pueden ser más interesantes desde el punto de vista nutricional y de la salud que el ingrediente principal del plato.

Por eso recomiendo siempre una buena guarnición de verduras y hortalizas que nos aportan micronutrientes en pequeña cantidad pero de vital importancia para mantenernos sanos.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De entrante comeremos una ensalada de verduras y de postre una brocheta de fresas y queso fresco para completar el aporte vitamínico y mineral.

Comida:

Cena: