Karlos Arguiñano en tu cocina

Espárrago, un buen diurético natural

?sta es una forma atractiva de introducir hortalizas en nuestra dieta. Las hortalizas deben estar presentes en todos nuestros platos, ya que aportan vitaminas antioxidantes, ácido fólico, minerales y fibra, además de contribuir a mantenernos perfectamente hidratados.

Espárragos:

Los espárragos frescos, en el mes de abril, son un alimento fresco y de temporada. Los espárragos son un potente diurético natural que nos ayudarán a depurar el organismo, siendo muy interesantes para las personas con retención de líquidos e hipertensión.

Por su riqueza en fibra, son un buen remedio para combatir el estreñimiento.

Las vitaminas que nos aportan las hortalizas son la vitamina C y ácido fólico, que parte se pierden con la cocción, y el betacaroteno, precursor de la vitamina A que resiste el cocinado.

Por este motivo, acompañaremos el brick con una ensalada a base de verduras crudas para completar el aporte de vitaminas.

Las personas con ácido úrico elevado deberán consumir los espárragos con moderación, pero debemos recordar que un alimento por sí sólo no hace enfermar, sino la dieta en su totalidad. Por lo tanto, todo está permitido en cualquier dieta, pero consumido con moderación.

Jamón cocido:

El jamón cocido contiene proteínas de calidad sin ser muy graso, siendo un alimento de fácil digestión, pero es un alimento con mucha sal.

Debemos recordar que ingerimos el doble de la cantidad de sal recomendada, siendo sobre todo la sal oculta en los alimentos la que más predomina en nuestra dieta y no tanto la que añadimos a la hora de condimentar nuestros platos.

Queso:

El queso es el que realmente aporta proteínas de calidad al plato de hoy. Se trata de un alimento concentrado en nutrientes, aportándonos minerales como el calcio, fósforo y sodio y también vitaminas A, B y D. 

Además de las proteínas, también aporta grasas y su falta de hidratos de carbono se complementa con la presencia de la pasta brick en la receta de hoy, o el pan que normalmente acompaña al queso. 

Por este motivo siempre es conveniente comer pan con el queso para completar su aporte nutricional. Por lo tanto, pan con queso y fruta es una merienda completa desde el punto de vista nutricional y recomendable para todos.

Una buena manera de aumentar la densidad nutricional de nuestros platos es cocinar con queso, siendo aconsejable en la dieta infantil, en la adolescencia, en las embarazadas y mujeres en período de lactancia, y en la dieta de nuestros mayores.

La presencia de queso en la dieta nos ayuda a completar las recomendaciones nutricionales que nos indican la presencia de leche y lácteos 4 veces al día.

Crema de ajo:

La crema de ajo es rica en sustancias que nos protegen de enfermedades cardiovasculares y cáncer y además completa el aporte de hidratos de carbono necesarios para darnos energía, proporcionándonos vitaminas y minerales.

Caldo de espárragos:

El caldo de espárragos sobrante lo tomaremos antes de la comida, ya que se trata de un caldo que nos aporta vitaminas y minerales y contribuye a mantenernos en un óptimo estado de hidratación.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero una ensalada y de postre un yogur con trozos de fruta.

Comida:

Cena: