Karlos Arguiñano en tu cocina

Helado, postre refrescante, nutritivo y de fácil digestión

Cocinar sin grasa:

En este postre nos ayudamos de los zumos de frutas y del licor para poder cocinar los plátanos de una manera sabrosa sin la necesidad de utilizar mucha grasa, en este caso la mantequilla. 

Fruta:

La fruta cocinada pierde gran parte de sus vitaminas, pero este postre es una manera atractiva de introducir fruta en nuestra dieta y respetar las recomendaciones de tres piezas al día. 

Las frutas desecadas presentes en la guarnición, son una fuente extraordinaria de vitaminas, minerales, fibra y sustancias que nos protegen del cáncer, pero debido a su alto contenido en azúcares, la ración será moderada. Es importante introducir frutas secas como guarnición de nuestros platos para mejorar nuestro estado nutricional.

Helado:

El helado de vainilla aporta proteínas de calidad, minerales como el calcio y fósforo y vitaminas, de manera que se trata de un postre refrescante, altamente nutritivo y de fácil digestión para los meses que vienen. 

Deberemos tener cuidado con la calidad de las grasas de los helados, tratando de escoger los que sólo lleven grasas lácteas, evitando las grasas hidrogenadas

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero comeremos una ensalada de color con pasta que complete el aporte de hidratos de carbono, vitaminas, fibra, minerales y agua. 

Comida:

Cena: