Karlos Arguiñano en tu cocina

La alcachofa mejora la digestión, es diurética y protege la salud cardiovascular

La alcachofa mejora la digestión, es diurética y protege la salud cardiovascular

Autor:

La nutricionista analiza el valor nutricional de la receta de Verduras de temporada con salsa holandesa de Karlos Arguiñano.

Esta verdura de temporada es rica en fibra, vitaminas y minerales.

Alcachofa:

La alcachofa es una verdura rica en fibra que nos protege del cáncer de colon y nos ayuda a regular el funcionamiento del intestino. De hecho, 100 gramos de alcachofas nos aportan la mitad de los requerimientos diarios de fibra.

La alcachofa tiene unas sustancias que le dan el sabor amargo y son las que nos ayudan a hacer mejor las digestiones, nos previenen de ciertos tumores y tienen efecto diurético facilitando la eliminación de líquidos.

La alcachofa también aporta esteroles que impiden la absorción del colesterol,ayudándonos a controlar los niveles de colesterol en sangre.

Además, nos aporta sustancias de efecto antioxidante y flavonoides de acción antiinflamatoria que protegen la salud cardiovascular.

Por lo tanto, se puede decir que la alcachofa mejora las digestiones, es diurética y protege la salud cardiovascular.

Borraja:

La borraja es una buena fuente de vitamina C. Hay que tener en cuenta que 100 gramos de borraja aportan la mitad de las necesidades de vitamina C diarias, siempre que las consumamos crudas. Por eso se recomienda, como en la receta de hoy, cocinarlas en el menor tiempo posible para evitar la pérdida de esta vitamina.

Además, 100 gramos de borraja también aportan la mitad de vitamina A que se mantiene con la cocción, ya que está en forma de provitamina A o betacaroteno.

Ambas vitaminas tienen efecto antioxidante, por lo que nos protegen de las enfermedades degenerativas y potencian nuestras defensas.

Espárrago:

El 94% del espárrago es agua, de manera que cuando comemos espárragos nos hidratamos con agua rica en vitaminas, fibra y minerales.

Los espárragos son ricos en vitaminas antioxidantes y vitaminas del grupo B, entre las que destacan los folatos. Esta vitamina interviene en la formación de las células de la sangre, potenciando las defensas y protegiéndonos de la anemia. Sin embargo, los espárragos blancos tienen menor cantidad de estas vitaminas que los espárragos verdes.

Huevo:

Al huevo se le ha atribuido la capacidad de aumentar el colesterol y de dañar el hígado, siendo estas afirmaciones completamente falsas. El huevo no daña el hígado ni sube el colesterol.

Se recomienda el consumo de 4 huevos semanales por su gran riqueza nutricional, ya que que sus proteínas son las de mayor calidad, incluso mayor que las de la carne o el pescado.

La yema del huevo está compuesta por grasas y proteínas, de manera que añadir las yemas del huevo a la receta incrementa considerablemente el aporte nutricional del plato, sobre todo en la receta de hoy, ya que estos dos nutrientes escasean en las verduras.

En estas grasas predominan los ácidos grasos insaturados, es decir, las grasas buenas que van a ayudarnos a regular los niveles de colesterol y mantener nuestra salud cardiovascular.

El huevo es el alimento que más colina nos proporciona, ya que un huevo nos aporta la mitad de colina diaria recomendada para no tener problemas de fertilidad, pérdida de memoria, hipertensión o cáncer.

En la yema del huevo se encuentran las vitaminas A, D y E, y minerales como el hierro, selenio, zinc y fósforo.

Destaca el efecto antioxidante de la vitamina E, selenio, zinc y carotenoides (pigmentos que le dan color naranja a la yema).

Mantequilla:

La mantequilla es un alimento rico en vitaminas pero también en grasas saturadas que incrementan el aporte calórico y suponen un riesgo para la salud cardiovascular. Por eso, la colocaremos en la la punta de la pirámide, siendo un alimento de consumo ocasional.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De segundo un filete con patatas cocinado con poca grasa y de postre un batido de fresas

Comida:

Cena: