Karlos Arguiñano en tu cocina

Lengua, rica en hierro y vitaminas del grupo B

Lengua, rica en hierro y vitaminas del grupo B

Autor:

La nutricionista analiza el valor nutricional de la receta de Lengua en salsa con guisantes de Karlos Arguiñano.

La guarnición de verdura enriquece el aporte nutritivo de la carne, que en este caso se trata de una carne magra que aporta proteínas de alto valor nutricional y hierro de fácil asimilación.

Lengua:

La lengua y todas las vísceras en general, gozan de una fama injusta, ya que existe la falsa creencia de que son ricas en grasas. Nada más lejos de la realidad. Se trata de alimentos de gran densidad nutricional que pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada, incluso si se sigue una dieta para adelgazar.

El contenido en grasa de esta carne dependerá de la manera en que la cocinemos. En el caso de hoy, se cocina de una forma sana y sin grasa, con la ayuda de las hierbas aromáticas y el txakoli. Estos ingredientes dan sabor a la salsa y la enriquecen en vitaminas sin incrementar el aporte calórico del plato, ayudándonos a hacer mejor a digestión de la carne.

Su alto contenido en colesterol no lo convierte en un alimento a evitar, ya que no tiene gran cantidad de grasas saturadas que son las realmente peligrosas para mantener unos niveles de colesterol adecuados. Por lo tanto, las vísceras no suben el colesterol.

Las vísceras son ricas en vitaminas y minerales y se convierten en una buena elección cuando necesitamos de manera urgente hierro y vitaminas del grupo B

Verduras y hortalizas:

La asimilación del hierro de la carne se ve favorecida por la presencia de la vitamina C presente en los tomates, pimientos, zanahorias, puerros y los guisantes.

Además, las hortalizas presentes en el plato de hoy tienen gran cantidad de potasio, mineral que favorece la eliminación de líquidos siendo este efecto beneficioso para los hipertensos y personas con retención de líquidos.

Los guisantes pueden por sí sólos sustituir un plato de carne o pescado de vez en cuando, por su contenido en proteínas y hierro. Además, contienen unas sustancias que impiden el crecimiento de bacterias patógenas en el intestino y regulan el tránsito intestinal, de manera que nos protegen del cáncer de colon.

El guisante fresco se considera verdura, al secarse pierde agua y aumenta su contenido en hidratos de carbono aumentando su contenido calórico y considerándolo entonces legumbre.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: