Karlos Arguiñano en tu cocina

Bonito, un alimento saludable en la dieta de los niños

Bonito, un alimento saludable en la dieta de los niños

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Bonito en salsa de tomate y guindillas de Ibarra de Karlos Arguiñano.

Bonito:

El bonito con tomate es una manera atractiva de introducir pescado en la dieta infantil.

El bonito es un pescado con grasas buenas que ayudan a madurar el sistema nervioso de niño y a que su crecimiento sea el adecuado.

Además, aporta proteínas de calidad necesarias para el crecimiento y desarrollo del niño, siendo necesarias para que sus defensas estén en condiciones.

El hierro presente en el bonito es necesario para evitar la anemia en el niño.

En el bonito se encuentran la vitamina A y D, necesarias para el buen desarrollo del esqueleto del niño.

No nos excedamos en la cantidad, ya que con una ración moderada (10 gramos de atún por cada año de edad del niño) sus necesidades nutricionales están cubiertas y así su dieta será equilibrada.

Tomate:

El tomate aporta fibra, vitaminas y minerales que regulan todas las funciones del organismo del niño.

Sin embargo, parte de estos nutrientes se eliminan al cocinarlo, por lo que se recomienda que haya siempre una ensalada en la mesa para que el niño empiece poco a poco, por imitación, a comer verdura cruda, sin forzarle por nuestra parte, sino educándole con el ejemplo.

Salsa de soja:

Se aconseja utilizar la salsa de soja para cocinar los pescados, como en esta receta. La salsa de soja, además de realzar el sabor del plato, puede atacar las larvas del anisakis.

Guindillas:

Las guindillas de Ibarra son una guarnición sana y una buena fuente de fibra, vitaminas y sustancias antioxidantes. Por lo tanto, estarán en nuestras mesas durante los meses de verano y otoño, al tratarse de un alimento fresco y de temporada.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero pasta con verduras y de postre una fruta y un vaso de leche.

Comida:

Cena: