Karlos Arguiñano en tu cocina

Verduras en una vida sana

Verduras en una vida sana

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Trucha rellena de espinacas y jamón de Karlos Arguiñano.

Verduras:

Las verduras deben estar presentes en todas las comidas, pero más de la mitad de los españoles no toma hortalizas ni fruta diariamente. 

Según informes de a Organización Mundial de la Salud, el consumo suficiente de verduras y frutas (400 gramos diarios), podría salvar hasta 1,7 millones de vidas cada año.

La ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad.

Además, el aumento del consumo de frutas y verduras puede ayudarnos a desplazar de nuestra dieta a los alimentos ricos en grasas, azúcares o sal. 

Trucha:

El consumo frecuente de pescado (4 veces a la semana), nos ayuda a estar perfectamente nutridos y sanos, ya que nos aporta proteínas de calidad que no se acompañan de excesiva cantidad de esas grasas que suben el colesterol y dañan nuestras arterias.

El pescado nos ayuda a estar en nuestro peso ya que tiene pocas calorías, siempre que lo cocinemos de una manera saludable.

Hay estudios que indican que en los países donde se consume pescado hay menos diabetes que en aquellos en los que el consumo de pescado es bajo.

Espinacas:

Las espinacas son buenas para la vista, por lo que son recomendables para las personas mayores que se les secan los ojos.

Como todas las verduras de hoja verde, se recomienda su consumo a las embarazadas para evitar malformaciones en el feto.

Se trata de una verdura depurativa y desintoxicante, recomendada para las personas con retención de líquidos y estreñimiento.

Sin embargo, las espinacas dificultan la asimilación del calcio, de manera que las personas con osteoporosis moderarán su consumo.

Además, pueden ocasionar dolor de cabeza.

Jamón serrano:

Como todos los embutidos, constituye una fuente importante de sal, de manera que lo colocaremos en la punta de la pirámide, tratándose de un alimento de consumo ocasional.

El exceso de sal es malo ya que hace que tengamos la tensión alta, los huesos débiles, y tengamos más riesgo de padecer cáncer.

Lo incluiremos dentro de los “embutidos magros” ya que no nos aporta mucha grasa, de manera que una ración moderada de jamón serrano no nos va a engordar.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De entrante optaremos por unas legumbres que nos aporten hidratos de carbono y de postre, fruta y leche para completar el aporte de vitaminas y minerales.

Comida:

Cena: