Karlos Arguiñano en tu cocina

Queso, fuente de calcio y proteínas

Queso, fuente de calcio y proteínas

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Ensalada de queso de cabra con vinagreta de membrillo de Karlos Arguiñano.

Queso de cabra:

La leche de cabra se digiere mejor y da menos problemas de alergia que la leche de vaca.

El queso es uno de los alimentos más completos y equilibrados de nuestra dieta, ya que se necesitan de 5 a 10 litros de leche para elaborar 1 kilo de queso, siendo un alimento que concentra los nutrientes presentes en la leche.

Así, es una buena opción para obtener proteínas de calidad para las personas que no comen ni carne, ni pescado ni huevos.

También es una excelente fuente de calcio, necesario para que nuestros huesos estén sanos.

Además, el calcio es fundamental para el funcionamiento del sistema nervioso, de nuestros músculos y para que tengamos bien la circulación.

Lechugas diferentes: hoja de roble, rúcula, lollo...

La lechuga es una fuente importante de fibra, vitaminas y antioxidantes que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades.

Las personas que consumen más vegetales, tienen una dieta más rica en potasio, con menor riesgo de tener ictus e infartos.

Las hojas oscuras tienen más vitaminas que las claras.

La lechuga nos relaja, ayudándonos a conciliar el sueño, de manera que no debemos eliminar la lechuga de nuestras cenas, ya que nos ayudará a dormir mejor.

Debemos tener cuidado con los aderezos, que no lleven mucho aceite, porque eso nos puede engordar.

Membrillo:

Contiene fibra y taninos que protegen los estómagos delicados y ayudan a combatir la diarrea.

Además, el membrillo es bueno para el ácido úrico.

Vinagre:

Mejora las digestiones, es depurativo y hace que se conserven mejor los alimentos.

Avellanas:

La avellana es una buena fuente de proteínas, de vitamina E que nos protege de las enfermedades y nos mantiene jóvenes, y de grasas que nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Tienen mucha grasa, de manera que debemos coger poca cantidad para no engordar. Sin embargo, las grasas que nos aportan son esenciales para la formación de los órganos.

Los niños de corta edad que todavía no pueden masticar bien los alimentos no deben comer frutos secos, ya que existe el riesgo de que se ahoguen.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: