Karlos Arguiñano en tu cocina

Bacalao para controlar el peso y evitar problemas de digestión

Bacalao para controlar el peso y evitar problemas de digestión

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Brandada de bacalao con tomates asados de Karlos Arguiñano.

Bacalao desalado:

El bacalao es un pescado blanco, es decir, un pescado con poca grasa, siendo adecuado para las personas que tienen problemas de digestión y las que tienen que controlar su peso.

La presencia de pescado en la dieta nos ayuda también a prevenir las enfermedades del corazón y a regular los niveles de colesterol.

Con el desalado se pierde casi la totalidad de sal, de manera que puede formar parte de una dieta sana para todos, incluso para los que tienen la tensión arterial alta.

Sus proteínas son de calidad, necesarias para mantener nuestras células sanas y las defensas en óptimas condiciones.

Estas proteínas forman parte de hormonas y además, intervienen en numerosas funciones del organismo.

Ajo:

Lo consumimos en pequeña cantidad, de manera que no tiene interés nutricional.

Pero tiene unas sustancias que nos protegen del cáncer de estómago, nos ayudan a regular la tensión arterial y a evitar las taquicardias.

Es mejor consumir el ajo crudo.

Tomate en rama:

Nos aporta antioxidantes que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades potenciando nuestras defensas. Además nos ayuda a frenar el proceso de envejecimiento.

El licopeno, pigmento que le da el color rojo, nos protege del cáncer de próstata y de las enfermedades cardiovasculares.

El hecho de cocer, triturar y aliñarlo con aceite de oliva, favorece la asimilación de esta sustancia (el licopeno), tan beneficiosa para nuestra salud.

Puerros:

Los puerros tienen gran efecto diurético y depurativo.

Estimulan el apetito y facilitan la digestión, recomendándose a personas convalecientes de enfermedades digestivas.

Los puerros nos protegen del cáncer y potencian nuestras defensas.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero serviremos unas legumbres que completen el aporte de fibra, vitaminas y minerales, además de proporcionarnos los azúcares necesarios para que funcionemos con energía. De postre, una fruta y un yogur.

Comida:

Cena: