Karlos Arguiñano en tu cocina

Pasta, fuente de energía para evitar el cansancio

Pasta, fuente de energía para evitar el cansancio

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Lasaña verde de hortalizas de Karlos Arguiñano.

Lasaña verde:

La lasaña es otra forma de pasta, que nos aporta los azúcares necesarios para que estemos activos sin notar cansancio.

Sus proteínas son incompletas, por este motivo es recomendable asociar la pasta con queso o leche como en la receta de hoy, aumentando así el valor nutricional del plato.

Albahaca:

Da sabor al plato de hoy, de manera que nos ayuda a evitar otro tipo de condimentos que en exceso son malos para la salud, como la sal y el aceite.

Aumenta el valor nutricional del plato, ya que aporta vitaminas y minerales, aunque este aspecto no es muy significativo, ya que la cantidad que utilizamos es pequeña.

Nos ayuda a hacer la digestión.

Piñones:

Nos ayudan a regular el estreñimiento y a luchar contra la osteoporosis.

Los piñones también ayudan a bajan el colesterol.

Se recomienda tomar una ración moderada, ya que engordan.

Leche evaporada:

La leche evaporada es una leche a la que le han quitado parte del agua, de manera que es una leche con mayor densidad nutricional.

Añadir leche evaporada a nuestras recetas es una buena manera de enriquecerlas en proteínas y calcio, siendo muy interesante en la dieta de las personas mayores o en la de los niños que están en pleno proceso de crecimiento.

Añadir leche a nuestros platos nos ayudará a respetar la recomendación de tomar 3 vasos de leche al día.

Harina:

La harina de trigo contiene gluten.

Pero hay gran variedad de harinas: de garbanzos, de maíz, de arroz, de guisantes, de soja… que no tienen gluten y que son aptas para los celíacos.

La harina tiene las mismas propiedades nutritivas que los cereales, ya que se obtiene a través del trigo: aporta azúcares que nos dan energía, proteínas incompletas, vitaminas y minerales, sobre todo si es harina integral.

Queso:

El queso es una buena fuente de proteínas de alta calidad que se asimilan perfectamente en el organismo, siendo un alimento aconsejado para todos, pero en especial para los niños y personas convalecientes de alguna enfermedad, ya que estas proteínas son necesarias para la formación de nuevos tejidos sanos.

Existen quesos de distintas clases, de manera que las personas con colesterol u obesidad pueden consumir quesos con poca grasa.

El queso nos aporta vitaminas y minerales necesarios para nuestros huesos.

Lo único que le falta al queso son los hidratos de carbono, que están presentes en el pan que normalmente acompaña al queso, o en este caso en la lasaña y en la harina de la receta.

Utilizar queso en la cocina es una buena manera de enriquecer el valor nutricional de los platos para personas con poco apetito.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De entrante tomaremos una ensalada y de postre, una macedonia de frutas para completar el aporte de fibra, vitaminas y minerales.

Comida:

Cena: