Karlos Arguiñano en tu cocina

Pimientos, ricos en fibra y de efecto diurético

Pimientos, ricos en fibra y de efecto diurético

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Lágrimas de ibérico con salsa de tomate y piperrada de Karlos Arguiñano.

Carne de cerdo ibérico:

La ración de carne será moderada, ya que su contenido graso es elevado.

Es una carne que nos ayuda a bajar el colesterol y además nos aporta proteínas de calidad, necesarias para mantenernos bien nutridos y para que nuestro organismo funcione adecuadamente.

Nos ayuda a combatir la anemia, ya que nos aporta hierro que se asimila fácilmente.

El hierro nos ayuda a formar la sangre, a obtener energía y a que seamos resistentes frente a las enfermedades. Por eso son necesarios los alimentos de origen animal como principal fuente de hierro, en una dieta completa y equilibrada.

Pimiento rojo y pimiento verde:

Nos aportan fibra que ayuda a regular el estreñimiento.

Nos ayudan a eliminar líquidos, ya que tienen un efecto diurético.

Si los cocinamos con poco aceite, no engordan.

Buenos para las embarazadas, ya que ayudan a que no haya malformaciones del sistema nervioso del feto.

Nos aportan sustancias (presentes en todas las hortalizas que tienen colores fuertes) que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Cebollas:

Un caldo de cebolla antes de desayunar es un buen remedio para depurarnos de toxinas después de un exceso y para evitar la retención de líquidos.

Tiene unas sustancias que nos ayudan a combatir las infecciones respiratorias, facilitando la eliminación de mocos.

También nos protege del cáncer y de las enfermedades que aparecen con la edad.

La cebolla debe estar presente de manera habitual en la dieta de la embarazada al igual que los pimientos, ya que favorece el desarrollo normal del feto.

Ajos:

Conservante natural que nos ayuda a que no se estropeen los alimentos, en especial las carnes.

Por eso en la cocina se utiliza el ajo picado mezclado con la carne de la hamburguesa, por ejemplo. Es una manera de evitar que esa carne picada, muy expuesta a la contaminación por bacterias, pueda resultar causa de intoxicación alimentaría.

El ajo ayuda a mantener el corazón y las arterias sanas, ayudándonos a controlar la tensión arterial y evitar la formación de trombos.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero, optaremos por un plato de pasta, que nos aporta los azúcares necesarios para que tengamos energía, y de postre una macedonia de frutas y un yogur.

Comida:

Cena: