Karlos Arguiñano en tu cocina

Pollo, fuente de proteínas baja en grasa

Pollo, fuente de proteínas baja en grasa

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Pollo relleno de Karlos Arguiñano.

Miga de pan:

Es un alimento que nos ayuda a tener una dieta equilibrada y a mantener nuestro peso.

Se recomienda una barra de pan al día, y aunque parezca excesivo, se cumple fácilmente si respetamos las recomendaciones de 5 comidas diarias, en las cuales siempre debe estar presente el pan. Además, debemos eliminar todos los productos de bollería ricos en azúcares y grasas que elevan el colesterol y el azúcar, y que muchas veces los comemos como sustituido del pan, un alimento que nos aporta energía, fibra y vitaminas, sin grasas.

Eliminemos el falso mito de que la miga engorda más que la corteza, ya que a igual volumen tiene menos pan.

Leche evaporada:

La leche, al igual que el pan, es un alimento que goza de mala fama sin ninguna justificación.

Nos aporta proteínas de calidad, necesarias para la formación de nuevos tejidos, para la formación de hormonas, para que nuestro metabolismo sea el adecuado, para la creación de defensas y en definitiva, para que nuestro organismo funcione correctamente.

Además, es la mejor fuente de calcio para nuestros huesos.

No tiene mucha grasa, de manera que no engorda.

Añadir leche evaporada a nuestros platos, los enriquece nutricionalmente, aportando nutrientes de calidad necesarios para estar sanos y bien nutridos.

Pollo:

Carne magra, con poca grasa, que nos aporta proteínas de calidad.

También nos aporta hierro, que se asimila fácilmente aunque no tanto como las carnes rojas.

Sin embargo, es una carne recomendada para las personas con colesterol y ácido úrico elevados.

Carne picada:

Lo mejor es que el carnicero nos la pique en el momento, eligiendo un trozo magro y de calidad.

Nada más llegar a casa la cocinaremos, ya que es una carne muy expuesta a contaminarse.

Siempre la mezclaremos con ajo picado, ya que éste impedirá el crecimiento de las bacterias en la carne.

Se trata de una carne de gran valor nutritivo que nos aporta proteínas de calidad, hierro de fácil asimilación que nos ayuda a prevenir la anemia y vitaminas del grupo B necesarias para que estemos bien nutridos y para la normalidad de nuestro sistema nervioso.

Manzana:

Tiene una fibra que regula el colesterol y sustancias que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades y a retrasar el envejecimiento.

Con piel nos ayuda a combatir el estreñimiento y sin piel es buena cuando tenemos diarrea.

Se recomienda una manzana al día para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Pasas:

Son frutos secos que nos aportan fibra, de manera que meter uvas pasas en el desayuno o en la merienda nos ayudan a regular el estreñimiento.

Tienen mucho azúcar, por lo que la ración será moderada.

Orégano, pimienta y pimentón:

Son buenos aliados para dar sabor a los platos sin necesidad de utilizar mucha sal ni hacer una cocina excesivamente grasa.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De postre comeremos una macedonia de frutas y un yogur para completar el aporte de vitaminas y minerales.

Comida:

Cena: