Karlos Arguiñano en tu cocina

Alubias, fuente de fibra

Alubias, fuente de fibra

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Crema de alubias con rejilla de patatas de Karlos Arguiñano.

Alubias rojas:

Las alubias nos aportan hidratos de carbono, que deben ser la fuente de energía para que podamos realizar todas nuestras actividades.

Estos azúcares son la fuente de energía de elección más sana, incluso para el diabético, que podemos dar a nuestro organismo. Además sirven para regular el comportamiento alimentario y evitar esos picoteos entre horas que son tan negativos para mantener el peso y los niveles de azúcar del diabético y de la población en general.

Sus proteínas se completan con las proteínas presentes en el pan, que debe estar presente en todas las comidas.

Las alubias no engordan, ya que no tienen grasas, de manera que pueden formar parte de un menú para adelgazar, siempre que no lleven ingredientes que aumenten el aporte calórico del plato.

Tienen fibra que nos ayuda a regular el estreñimiento y a mantener los niveles de azúcar y colesterol dentro de lo normal.

Patatas:

Debemos introducir más patata en nuestra dieta, ya que comemos poca, para mantener el buen funcionamiento del cerebro, tener energía para nuestra actividad física y para prevenir la obesidad.

La digestión de la patata empieza en la boca por sustancias presentes en la saliva, de manera que deberemos masticar y ensalivar bien las patatas para que no nos generen problemas de digestión.

La mejor manera de cocinar la patata es cocida y con piel para así mantener todas sus propiedades nutritivas.

Las patatas contienen unos compuestos que nos previenen de las enfermedades cardiovasculares y de ciertos tipos de cáncer.

Además, es un alimento interesante para los hipertensos, ya que hay estudios que la relacionan con una bajada de la tensión arterial.

Agua:

Necesaria para que se puedan realizar todas las funciones de nuestro organismo.

También nos ayuda a regular la temperatura corporal.

Más de la mitad de nuestro peso es agua, y la debemos reponer diariamente, ya que perdemos agua diariamente a través del sudor y de la respiración.

Para ello necesitamos 3 litros diarios de agua, de los cuales la mitad están en los alimentos y la otra mitad la debemos conseguir bebiendo líquidos.

Una manera de completar estas recomendaciones es tomar agua en forma de caldos o infusiones.

Es más necesaria para la vida que cualquier nutriente presente en los alimentos.

No debemos esperar a tener sed para beber, ya que la sed es un síntoma de que ya estamos deshidratados y de que nuestro organismo no está en buenas condiciones para realizar sus funciones.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: