Karlos Arguiñano en tu cocina

Patata, fuente de energía sana

Patata, fuente de energía sana

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Pastel de patatas y carne picada de Karlos Arguiñano.

Carne picada:

Nos la picará el carnicero en el momento de la compra y la cocinaremos ese mismo día para evitar cualquier contaminación de la carne.

La carne picada es una opción muy interesante de introducir proteínas de calidad, vitaminas y hierro en la persona mayor o en los niños que no tienen en condiciones la dentadura.

No aporta demasiadas calorías, pudiendo formar parte de cualquier dieta, siempre que la cocinemos de una manera sana.

Patatas:

Nos aportan energía para mantenernos activos y con buen humor.

Es mejor comerlas cocidas con piel.

No engordan, siempre que evitemos la fritura a la hora de prepararlas.

Comemos poca patata, siendo aconsejable su presencia 4 veces a la semana.

Aceitunas negras:

Aportan fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, todos ellos reguladores de todas las funciones del organismo. Además potencian nuestras defensas, ayudándonos a prevenir multitud de enfermedades.

Las aceitunas negras tienen más grasas y por tanto, aportan más calorías que las aceitunas verdes.

Fuente importante de sal por lo que se recomienda pasarlas por el grifo antes de consumirlas.

Tienen grasas que nos ayudan a bajar el colesterol.

Aportan muchas calorías por lo que deberemos ser cuidadosos con el tamaño de la ración.

Piñones:

Semillas que nutricionalmente se incluyen dentro de los frutos secos y que deben estar presentes 4 veces a la semana ya que nos aportan grasas que nos ayudan a regular los niveles de colesterol, siendo además unas grasas necesarias para mantenernos sanos.

Añadir semillas y frutos secos a nuestros platos es una manera sana de enriquecerlos en proteínas, grasas, minerales, vitaminas y fibra.

Queso:

Alimento aconsejado en las meriendas de los niños, ya que les aporta proteínas de calidad y calcio, ambos imprescindibles para el adecuado crecimiento y desarrollo del niño.

Es importante que escojamos quesos suaves para evitar la presencia de grasas saturadas, que suben los niveles de colesterol en nuestra dieta.

Normalmente suelen tener mucha sal, de manera que las personas hipertensas o con retención de líquidos, escogerán los quesos con bajo contenido en sal.

Alimento que cuida de nuestros huesos, evitando la osteoporosis ya que nos aporta calcio.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero una ensalada cuyo único ingrediente va a ser una gran diversidad de verduras y de postre un yogur. Esta comida se acompañará de un zumo de naranja natural para potenciar nuestras defensas.

Comida:

Cena:

  • Porrusalda
  • Pan
  • Macedonia de frutas
  • Leche